Bancos

La banca española prepara una campaña para mejorar su imagen tras el escándalo de BBVA

La banca española prepara una campaña para mejorar su imagen tras el escándalo de BBVA
Francisco González, presidente de honor de la fundación BBVA

La banca española busca lavar su imagen tras el escándalo de Francisco González en BBVA, que ha perjudicado al conjunto del sector.

La banca española está siendo damnificada por el ‘caso FG’ en BBVA. Según han confirmado varias de las principales entidades de nuestro país a OKDIARIO, el sector prepara un plan de contingencia para mejorar la imagen tras la polémica del ex presidente del banco azul y sus espionajes. Todo ello en un momento en el que Bankia ha vuelto a los telediarios por el juicio por su salida a Bolsa y Santander ha tenido que cancelar el fichaje millonario de Andrea Orcel para evitar ser señalado por su ‘megasueldo’, entre otros motivos.

“La gente no ve que haya sido el BBVA, la gente ve que ha sido un banco, sin más”, señalan desde una entidad que cotiza en el Ibex 35, que explica que, en las próximas semanas, lanzarán algún anuncio ‘social’ para tratar que no se demonice al conjunto del sector.

Tras haber consultado a la práctica totalidad del sector financiero nacional, hay consenso: el ‘caso FG’ ha empeorado la ya de por sí maltrecha reputación de la banca en España. Por ello, varios bancos anunciarán en los próximos días planes de responsabilidad social corporativa, o bien aumentarán sus inversiones publicitarias, de cara a lavar la imagen de cada uno de ellos.

La responsabilidad social corporativa es el argumento que blandirán las entidades

“Otra vez los bancos y sus historias”. Eso es lo que, bajo el punto de vista del sector financiero español, piensan quienes se han informado sobre los negocios de Francisco González para defenderse del asalto de Sacyr con Cenyt, la empresa del entonces comisario Villarejo. Precisamente por ello, todos y cada uno de los bancos españoles quieren distanciarse de la mala imagen que está dejando el banco azul con esta polémica.

“Desde el polémico impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) hemos vuelto a estar en la diana. Lo que ha sucedido en BBVA no nos ayuda, y algo haremos para levantar nuestra imagen”, señalan desde otro de los bancos españoles a OKDIARIO. “No esperaremos más de un mes para hacer algo”, concluyen.

Diez años desastrosos

La banca es con diferencia el sector con peor imagen entre la ciudadanía. Si echamos la vista 10 años atrás vemos por qué, ya que ha habido durante este tiempo suficientes motivos para acusar al sector financiero en general y a los bancos en particular de prácticas inmorales y hasta ilegales.

El rescate de Bankia y su salida a bolsa, que se están juzgando en la Audiencia Nacional son un ejemplo, pero no han faltado cuentas en Suiza opacas a Hacienda, o indultos  vergonzosos de Rodríguez Zapatero a Francisco Sáenz, ex CEO de Banco Santander. Qué decir de Miguel Blesa, que supuestamente se quitó la vida con una escopeta en circunstancias muy extrañas tras vivir durante años en una burbuja de privilegios sin ningún atisbo de contacto con la realidad y que luego han tenido que ser cubiertos con dinero público.

Durante años la mala praxis en las cajas fue generalizada. Los tribunales han condenado los desfalcos en CAM y la caja gallega. Catalunya Caixa está todavía en fase de instrucción, con personalidades como el ilustre ‘PSC’ Narcís Serra bajo investigación.

Si el escándalo de BBVA tiene consecuencias penales, alargará el desgaste

Francisco González y el BBVA habían permanecido inmunes a los grandes escándalos pero su relación con el excomisario Villarejo ha sido demasiado longeva como para ocultarla. Las escuchas publicadas por Moncloa.com y El Confidencial dejan en evidencia a quien ha sido presidente del banco hasta el 21 de diciembre. La sensación que dejan las filtraciones de Villarejo es que desde el banco se actuó sabiendo de su total impunidad. Algo que ya no se tolera en 2019. Y lo que es peor, podría haber consecuencias penales como aventuró el Gobierno.

La inminencia de la bomba informativa que se iba a publicar aceleró un año la salida del banquero gallego de BBVA tras casi 20 años en el grupo, como informó OKDIARIO.

Es cierto que el consumidor bancario suele ser muy conservador y reacio a cambiar su banco por muchos escándalos que se produzcan. Con la salida de FG y la llegada del joven Carlos Torres, BBVA cuenta con una nueva presidencia sin cargas del pasado y la situación debería de normalizarse en un tiempo. Pero la banca tiene motivos para estar preocupada por su mala imagen. Si no es valorada por el ciudadano, acabará siendo prescindible, sobre todo una banca retail como la española.

Este estudio de RepTrak de 2018 muestra la mala situación reputacional de la banca, la ‘cuchara de madera’ de todos los sectores, muy por debajo de energía, construcción y telecomunicaciones.

La banca española prepara una campaña para mejorar su imagen tras el escándalo de BBVA

Últimas noticias