SGAE

La Audiencia Provincial de Madrid ordena a la SGAE restituir a las multinacionales en la Junta Directiva

José Ángel Hevia, elegido nuevo presidente de la SGAE (Foto: EP)
José Ángel Hevia, elegido nuevo presidente de la SGAE (Foto: EP)

La Sociedad General de Autores (SGAE), entidad gestora de los derechos de los autores españoles, ha vuelto a sufrir un varapalo judicial en su particular batalla con las multinacionales discográficas. Estas editoras, Warner, Emi y Peer, fueron expulsadas de la Junta Directiva de la SGAE el 11 de diciembre de 2017 basándose en una sentencia de octubre de ese año que fue inmediatamente recurrida por las multinacionales.

Ese recurso, entienden Warner, Emi y Peer, prohibía a la SGAE ejecutar la sentencia y expulsar a las multinacionales de la Junta Directiva de la entidad, para lo que fueron elegidos por una mayoría de socios en 2015.

Como publicó este diario el pasado 25 de diciembre, la sentencia favorable de octubre de 2017 que permitió a la dirección de la SGAE expulsar a las multinacionales fue anulada por un juez de Madrid en noviembre de 2018. El magistrado de la Audiencia Provincial argumentó que los derechos jurídicos de las multinacionales no fueron respetados en el juicio al no permitirles declarar en el proceso por lo que dictó la anulación de la sentencia y ordenó volver al inicio del proceso.

Fuentes de la SGAE explicaron a este diario que la sentencia no ponía en duda el fondo de la disputa, es decir, que las multinacionales no podían estar en la Junta que decide el reparto de los derechos y ser además uno de los principales receptores de esos derechos. Por eso, la SGAE, presidida ahora tras las recientes elecciones por José Ángel Hevia, dueño de Busindre, la empresa que puso la denuncia contra Warner, Emi y Peer, no aceptó el regreso de estas multinacionales a la Junta Directiva de la entidad.

Reintegro en la Junta

Tras la sentencia de noviembre, las multinacionales pidieron el reingreso en la Junta, que no fue permitido por la actual dirección de la SGAE. Sin embargo, ahora el juez de la Audiencia Provincial ha vuelto a dar la razón a las multinacionales y en una sentencia del 17 de enero de 2019 dicta que Emi, Warner y Peer deben ser reintegradas en la Junta Directiva. Las citadas editoriales deben depositar 3.000 euros en conjunto para hacer efectiva la decisión judicial.

Las consecuencias de esta sentencia son imprevisibles. Porque no se trata solo de reintegrar en la Junta Directiva a las tres multinacionales. El problema es que la actual Junta Directiva es distinta a la que había cuando fueron expulsadas y, sobre todo, las elecciones que han llevado a Hevia hasta la presidencia fueron convocadas por una Junta mal conformada, en opinión de las editoriales. Warner, Emi y Peer van a solicitar la vuelta a la Junta Directiva, lo que va a crear otro problema a la SGAE.

Todo esto en medio de un proceso de intervención por parte del Gobierno. Como aseguró el viernes el ministro de Cultura, José Guirao, el Ejecutivo va a estudiar con la Abogacía del Estado la fórmula necesaria para intervenir la entidad. El problema es que no se ha ajustado a la norma europea, por lo que ya recibió un aviso cuando era presidente José Miguel Fernández Sastrón.

Lo último en Economía