Pontegadea adquiere el 49% del parque eólico Delta

Amancio Ortega entra en el negocio de las renovables con una inversión de 245 millones en Repsol

Amancio Ortega dividendos
Amancio Ortega, fundador de Inditex.

Amancio Ortega entra en el negocio de las energías renovables. Repsol ha alcanzado un acuerdo con Pontegadea, uno de los principales grupos inversores privados del mundo, para asociarse en el parque eólico Delta, que está plenamente operativo desde el pasado mes de marzo y cuenta con una capacidad total instalada de 335 megavatios (MW). En virtud del acuerdo, la empresa patrimonial de Ortega invierte 245 millones de euros para tomar una participación del 49% de Delta, parque eólico situado en la provincia de Zaragoza.

Con este acuerdo, que supone valorar Delta en 500 millones de euros, Repsol completa su modelo de negocio en renovables y asegura su objetivo de obtener una rentabilidad de doble dígito en sus inversiones en este sector. La entrada de Pontegadea en el accionariado de Delta refuerza la posición de Repsol como operador con vocación industrial y demuestra la solidez de su modelo de crecimiento en renovables, basado en el desarrollo de proyectos desde las etapas iniciales hasta su puesta en operación.

«Contar con Pontegadea como socio en Delta confirma la calidad de nuestros activos y va a permitir acelerar nuestro crecimiento en renovables, en el marco de una transición energética eficiente y sostenible, y en el objetivo de ser una compañía cero emisiones netas en el año 2050», ha afirmado el Consejero Delegado de Repsol, Josu Jon Imaz.

Roberto Cibeira, Consejero Delegado de Pontegadea, ha destacado: «Esta operación junto a un socio sólido y fiable como Repsol se enmarca en la estrategia global de inversión de Pontegadea y permite afianzar el compromiso ambiental que acompaña a todas las actividades en nuestra cartera, tanto en el sector energético como en la gestión de activos inmobiliarios o la distribución textil».

Interés inversor

La venta de una participación minoritaria en Delta ha despertado un gran interés entre la comunidad inversora internacional, con entidades de primer nivel presentando ofertas en la fase final de un procedimiento que se inició el pasado mes de junio.

Repsol tomó Delta, su primer proyecto eólico en España, en junio de 2019 y empezó su construcción en diciembre de ese mismo año. En menos de 24 meses, incluso en un contexto marcado por la pandemia por coronavirus, la compañía ha sido capaz de construir, iniciar la producción y ahora poner en valor una participación en este activo, que consta de ocho parques y un total de 89 aerogeneradores.

Delta producirá al año 992 GWh de energía 100% renovable, el equivalente al consumo medio anual de 300.000 hogares, y evitará la emisión a la atmósfera de un millón de toneladas de CO2 al año.

Lo último en Economía

Últimas noticias