Santander queda como el máximo accionista de la firma sevillana

Abengoa se desploma un 80% por el efecto de la ampliación de capital

Abengoa
Sede de Abengoa.

Las acciones de clase B de Abengoa se han dejado en la última sesión de marzo más de un 78%, quedando la acción en dos céntimos por título, tras inundar hoy el mercado de papel en la que ha sido la mayor emisión que se recuerda en España. Este viernes han empezado a cotizar 17.800 millones de títulos de nueva emisión, que se suman a las 941 millones que ya tenía en mercado.

Gráfica de Abengoa. (Fuente: Bloomberg)

Marc Ribes, cofundador de BlackBird ve una de cal y otra de arena en la situación de la compañía sevillana. Por un lado, el experto explica que “la ampliación de capital diluye en un 95% a los antiguos accionistas, por tanto, ese aluvión de papel es lo que ha provocado el gran desplome”, lo que pasa es que, según Ribes “esto ha permitido la venta de muchos acreedores que quieren salir de Abengoa, con lo que evidentemente el escenario ahora para la compañía es otro”.

Tras la operación, y según los datos publicados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Banco Santander controlará Abengoa con una participación del 9,6%, por delante de Credit Agricole (8,7%), Caixabank (4,9%), Bankia (4,6%), Banco Popular (4,5%) y Banco Sabadell (3%).

“A los precios actuales, entran millones de euros en la empresa, que ya no está quebrada, con lo que ahora quizás merezca la pena examinar bien la compañía. Este dinero permitirá a Abengoa pagar deudas, y además los nuevos accionistas que entran son ex acreedores que han pasado de tener deuda a tener acciones”, explica Ribes, que ve en el momento una posible oportunidad: “Hay que estudiarlo”.

La compañía, recuerden, se disparó en Bolsa cuando anunció la firma de los papeles de reestructuración y tras comunicar que recibiría de forma inminente la inyección de capital de los bancos acreedores (1.169 millones) necesaria para su viabilidad.

En otro hecho relevante enviado al supervisor, Abengoa informa de que se ha completado la operación de recapitalización: "El agente de la reestructuración ha confirmado que, con fecha de hoy, se ha producido la fecha de cierre de la reestructuración (Restructuring Completion Date). Adicionalmente se informa que, de cumplirse las condiciones de ejercicio de los warrants, la Fecha de Ejercicio Inicial será el 31 de marzo de 2025 y la Fecha de Ejercicio Final será el 30 de junio de 2025".

Santander, máximo accionista

Santander será desde este viernes el principal accionista de la nueva Abengoa, una vez culminado el proceso de reestructuración con el que la empresa evita el mayor concurso de acreedores de la historia de España e inicia una nueva andadura con Gonzalo Urquijo al frente.

Según el folleto remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con los detalles de la ampliación de capital culminada este viernes, Santander dispondrá de una participación del 9,63% en la nueva Abengoa, por delante de Crédit Agricole, que tendrá otro 8,77%.

Además, los grandes bancos españoles sumarán una participación total del 26,9% en la empresa. Caixabank tendrá un 4,95%, frente al 4,64% de Bankia, el 4,58% del Banco Popular y el 3,18% del Sabadell.

En total, la banca acreedora se hará con un 43,24% del capital de Abengoa, un porcentaje cercano al 45% tomado como referencia en el plan de reestructuración. Los bancos dispondrán de 718 millones de acciones de clase A y de 7.367 millones de acciones de clase B.

Otros accionistas dentro de este perfil de antiguos acreedores bancarios serán D.E. Shaw, con un 3,62%, y Arvo Investment Holding, con un 3,53%, mientras que Abengoa dispondrá de acciones propias por otro 0,34%.

Abengoa ha dado este viernes por cerrada su reestructuración financiera, con el inicio de la cotización de los títulos de la ampliación de capital y los nuevos ‘warrants‘ de Abengoa, con los que se ejecuta la dilución accionarial y la entrada de los acreedores prevista en el plan de reestructuración.

El acuerdo de reestructuración contempla que los actuales accionistas de la empresa pasen de controlar el 100% al 5%, mientras que los bonistas y ‘hedge funds’ tomarán el 50% de la empresa, frente al 40% para la banca acreedora. El 5% restante queda en manos de avalistas.

Los acreedores han sufrido una quita del 97%, mientras que el 3% restante queda articulado a través de deuda con vencimiento a diez años sin devengo anual de intereses y sin posibilidad de capitalización. En paralelo, los fondos que inyecten los 1.169 millones de ‘dinero nuevo’ sumarán el 55% del capital.

La ampliación de capital ha implicado la emisión de 1.577 millones de nuevas acciones de clase A y 16.316 millones de acciones de clase B. Además, se han emitido 83 millones de ‘warrants’ sobre acciones A y otros 858 millones de instrumentos sobre acciones tipo B.

La ejecución de la ampliación de capital y la emisión de los ‘warrants’ se realiza después de que el conocido como ‘agente scrow’ reuniese con éxito los 1.169 millones de euros de ‘dinero nuevo’ para su inyección en la sociedad, lo que permite completar la reestructuración financiera de la empresa.

Según el acuerdo de rescate con los bancos acreedores y los fondos para la reestructuración de su deuda financiera y su recapitalización, el grupo recibiría una inyección de ‘dinero nuevo’ de casi 655 millones de euros.

Lo último en Economía