Mercado de fichajes 2019

Zidane no se rinde con Pogba

Pogba real madrid
Zidane sigue obsesionado con fichar a Paul Pogba.

El fichaje de Paul Pogba por el Real Madrid está imposible, pero Zinedine Zidane no se rinde y quiere verle vestido de blanco antes de que se cierre el mercado. El jugador no salió del Manchester United antes del 8 de agosto y, con el mercado de la Premier League ya cerrado, parece complicado pero no imposible que el jugador termine abandonando el club. Las complicaciones que pondrían los ingleses son evidentes, pues no tienen opción de fichar un recambio para el futbolista.

Pese a ello, el técnico del conjunto madridista sigue considerando al mediocentro como una pieza fundamental en sus planes de cara a la temporada que arranca este fin de semana. Zidane pidió su fichaje para este verano y, aunque el club no le ha traído, no se da por vencido y confía en que antes del 2 de septiembre, fecha en la que cierra el mercado, su compatriota acabe firmando por los blancos.

El entrenador madridista quiere más músculo para su centro del campo, que se ha mostrado débil en los últimos encuentros. Para solucionar el problema, Zidane considera que Pogba es el jugador indicado. El técnico está empeñado en que el club traiga al jugador, pero desde el conjunto blanco no han cedido a las exigencias que imponía el United.

Lógicamente, desde Old Trafford se niegan a negociar por su estrella, como vienen haciendo desde que se abriese la ventana de transferencias y más ahora al no haber encontrado un refuerzo para su centro del campo. El principal candidato de los de Solskjaer para sustituir al francés era Eriksen, pero una vez que el del Tottenham se negó a fichar por el United, la operación para llevar a Pogba al Bernabéu se empezó a torcer.

La negociación ahora mismo está congelada. En las oficinas del estadio madridista saben que cumplir las expectativas de Zidane pasan por desembolsar una enorme cantidad de dinero. El United no ha bajado en ningún momento a lo largo del verano de 200 millones, aunque ahora podría bajar hasta los 160 millones, un precio más asumible para los blancos.

A esto hay que sumar la pasividad del jugador durante las últimas semanas. Pogba se pronunció a principios de verano y fue cuando los blancos se lanzaron a por su fichaje, pero ante las dificultades planteadas por el conjunto ingles, el jugador se mantuvo al margen. El jugador, en lugar de solicitar el transfer request, como esperaban en el Real Madrid, permaneció callado, aunque ahora ha señalado que todo está en interrogación y no ha descartado su salida.

Lo último en Deportes