Fórmula 1 2018

Fórmula 1: “En la segunda carrera nadie notará que el Halo está ahí”

Halo
La presencia del Halo este año en la Fórmula 1 sigue generando muy diferentes opiniones, incluso de quien piensa que todos nos habituaremos a él mucho antes de lo que pensamos. (Getty)

La entrada en liza del Halo, el dispositivo de seguridad destinado a proteger la cabeza de los pilotos, sigue generando reacciones de muy diferente índole. Mientras que algunos piensan, como Niki Lauda, que destruye el ADN de la Fórmula 1, otros piensan que tiene las horas contadas, como es el caso de Nico Hulkenberg. Sin embargo, también hay quien defiende el nuevo sistema. Es el caso de Paddy Lowe, director técnico de Williams, que incluso se atreve a aventurar que en la segunda carrera del año nadie se dará siquiera cuenta de que está ahí.

“He sido un gran partidario de hacer algunas mejoras en esa área -se refiere a la protección de la cabeza de los pilotos-, que es el mayor riesgo en la Fórmula 1 para los pilotos. Creo que en la segunda carrera nadie lo notará. Cada año ha habido una o dos veces donde he pensado que hemos tenido suerte de que el piloto se haya salvado de un accidente fuerte. Era una cuestión de tiempo hasta que dijésemos que cierto piloto no tuvo esa suerte. Así que el Halo es un muy buen proyecto”, afirma Lowe.

Que hay que apostar por la seguridad de los pilotos en cualquier disciplina automovilística por encima de cualquier otra cosa no tiene discusión. Hasta ahí estamos todos de acuerdo. Lo que se discute es la idoneidad del sistema elegido, más allá de su horrible estética. Por una parte, el campo de visión de los pilotos, por mucho que estos fijen su mirada mucho más adelante de lo que cualquier mortal puede pensar, se ve obviamente afectado. Y por otra, no estamos ante una solución perfecta. Sí, el Halo es capaz de proteger la cabeza del piloto ante posibles vuelcos o impactos de piezas de gran tamaño, pero percances como el de Felipe Massa en el Gran Premio de Hungría de 2009, cuando un muelle suelto procedente del coche de Rubens Barrichello casi le cuesta la vida, seguirán siendo un riesgo. Es un paso adelante, sí, pero hay que seguir mejorándolo.

Lo último en Deportes