Premier League

Sale a la luz una trama millonaria de fiestas sexuales de futbolistas

Se destapa una trama de fiesta sexuales a las que acudían futbolistas de la Premier League casados. Para acudir a ellas había que demostrar un alto patrimonio.

fantasías sexuales
El objetivo es saber cuáles son las más comunes.

El mundo del fútbol nunca deja de sorprender. Un ejemplo gráfico y bastante espectacular es el que desvelan estos días en Daily Star, gracias a la agencia Cinderella Escorts, que destapa una trama millonaria de fiestas sexuales de futbolistas de élite en la Premier League. Al parecer, los clientes de estos eventos son jugadores ya casados que utilizan los servicios de la mencionada agencia para organizar fiestas, ya sea en mansiones, suites o barcos, con escorts de alto standing.

Según Cinderella, para formar parte de estas fiestas de élite secretas los jugadores debían demostrar que tenían un patrimonio mínimo 11,5 millones de euros y debían abonar unos 34.000 euros anuales para ser tenido en cuentan como socio de para las diversas fiestas que organizaban, ya que estas podían ser celebradas en cualquier punto del mundo, no solo en Inglaterra. Es por ello que solo eran invitados jugadores con sobrado estatus en la Premier League.

En Mirror, la escort Ksenia vertía declaraciones al respecto tras destaparse la trama: "Tengo jugadores de fútbol como clientes a los que veo a menudo en las fiestas". Dando entender así que los jugadores repetían y eran habituales a estos encuentros. Al parecer, las escorts que acudían a estas fiestas tendrían un salario por hora que estarían en unos 2.300 euros, aunque existe la posibilidad de que sus emolumentos fuera mensuales, llegando a los 34.000 euros –el precio anual de un socio–.

La trama no solo se limitaría a jugadores de élite y casados de la Premier League sino que también habría cabida para otras disciplinas que tuvieran tal capacidad económica para formar parte del selecto club. Entre ellos estarían políticos, actores de la gran pantalla y estrellas de la música de todo el mundo.

El año pasado ya salió a la palestra Cinderella Escorts, ya que entre algunos de sus servicios se ofertaba la virginidad de algunas de sus mujeres. Meses después de esto, la modelo Jan Zakobielski, una de las que vendía su virginidad, anunció que todo era una farsa montada por la agencia para atraer a otras mujeres a hacer lo mismo. La empresa se llevaba el 20% de las ganancias de la mujer por la gestión.

Lo último en Deportes

Últimas noticias