El ‘robo’ del Camp Nou ya es un Clásico

El ‘robo’ del Camp Nou ya es un Clásico

Ricardo de Burgos Bengoetxea no tuvo su noche en el Camp Nou. La temporada 2017-18 arrancaba en Barcelona enfrentando a los dos gigantes de nuestro fútbol por la Supercopa. Era el primer Clásico para el colegiado vasco, que se vio superado por la situación. Los errores arbitrales se sucedieron en contra del Real Madrid, que pese a ello, terminó haciéndose con la victoria por 1-3.

El resultado fue favorable a los blancos, sin embargo, detrás del resultado, se esconde uno de los mayores intentos de atraco perpetrados contra la entidad de Concha espina en los últimos tiempos. Y es que el árbitro hizo todo lo posible por intentar cambiar el signo del partido, que desde el primer momento fue del Real Madrid.

Para empezar, la primera mitad fue un tanto aburrida, sin demasiadas ocasiones para ambos equipos y sin que el juego fuese especialmente duro. Pero De Burgos Bengoechea se quiso erigir como protagonista del encuentro, sacando amarillas por cada falta que veía. En total cinco, dos para el Barça y tres para los de Zidane.

Pero el si el trencilla no tuvo bastante con aquello, en la segunda parte dio un recital de todo aquello que no deben hacer los árbitros. En primer lugar, señaló un penalti a Luis Suárez, que se tiró como si se tratara de un mundial de natación. Amarilla para un Keylor Navas, que sin hacer nada, vio como le empataban el partido. Comenzaba a fraguarse el robo, hasta el momento con éxito. El conjunto blaugrana igualaba el choque gracias a Messi, que lo transformó.

Tres minutos después, Cristiano Ronaldo, que había entrado en el 58′, ponía el balón allí donde Ter Stegen no podía llegar. Su celebración respondió a la de Messi en el Bernabéu, quitándose la camiseta y mostrándosela al público que se había dado cita en el primer choque de trenes de la temporada. Esa acción le costaría una amarilla que, a priori, sería clave.

Sin embargo, el árbitro, no contento con el protagonismo adquirido, quiso más. Dos minutos después del gol de Cristiano, en una pugna por el balón ante la meta del Barça, el portugués se desequilibraba y caía. No fue penalti, pero el colegiado le mostró una segunda tarjeta por fingir la caída. Algo increíble. A falta de 10 minutos y con el Barcelona por debajo en el marcador, el trencilla condicionaba el partido, dejando al Madrid con uno menos.

Ya es un Clásico

Podría ser una casualidad lo ocurrido el domingo, pero lo acontecido en los últimos choques entre ambos hacen pensar en que hay algo más detrás. No se trata del primer Clásico en el que el Real Madrid acaba siendo perjudicado. Tirando de hemeroteca, nos vamos al último partido disputado entre ellos en competición oficial. Fue en el Bernabéu, en plena lucha por el título liguero. Entonces, en el minuto 1, Hernández Hernández se comió una pena máxima de Umtiti a Cristiano Ronaldo.

El ‘robo’ del Camp Nou ya es un Clásico
Mascherano comete penalti sobre Lucas, que el árbitro ignoró, en la 16-17 (Getty).

También fue temprano el otro penalti no señalado a los blancos en el último encuentro liguero en el Camp Nou. Fue en diciembre cuando, en el minuto 2, Mascherano envestía y derribaba a Lucas Vázquez en el área. Era la primera incursión del Madrid en el área barcelonista y Clos Gómez decidió que lo mejor era dejarlo pasar. Aquel partido terminó con 1-1, gracias a un gol de Ramos en la última jugada del partido, pero el resultado podría haber sido otro bien distinto.

Igual que este domingo, en la 15-16, Zidane se estrenaba en el Camp Nou en la jornada 31. También era Hernández Hernández el colegiado del encuentro, que intentó amargar al francés, sin éxito, su estreno ante el máximo rival. El partido iba igualado a uno cuando Cristiano puso un centro medido a Bale, que remató ante Jordi Alba, de cabeza, para poner el 1-2. Sin embargo, el árbitro consideró que el galés había cometido una falta inexistente ante el lateral. Minutos más tarde, con Ramos expulsado, Cristiano se encargó de devolver el resultado que merecía el marcador.

No fue el primer tanto que le anulan al británico en el estadio azulgrana. Una temporada antes (14-15), en la derrota del Madrid por 2-1, Bale reamataba a la red un centro de Benzema, sin embargo el árbitro no le dio validez, al considerar que Cristiano estaba en fuera de juego.

El ‘robo’ del Camp Nou ya es un Clásico
Mascherano derriba a Cristiano en el área en la 13-14 (Getty).

En la 13-14, el conjunto dirigido entonces por Carlo Ancelotti llegaba, en la jornada 10, a casa del eterno rival con el objetivo de recortar una distancia que ya era considerable en la tabla. Undiano fue el encargado de dirigir el choque y de privar entonces de la victoria al conjunto madridista. Primero unas manos en el área de Adriano que el colegiado ignoró, y después, un penalti no señalado de Mascherano a Cristiano, al considerar carga en lo que fue un empujón en toda regla y sin disputa del balón.

Ante estos últimos acontecimientos, se hace difícil pensar en una casualidad. Desde la época de Mourinho, cada vez que el conjunto madridista salta al terreno de juego para medirse al Barça sale perjudicado, con mayor o menor éxito. Los robos se han convertido en un clásico.

Lo último en Deportes

Últimas noticias