Mercado de fichajes 2019

El Real Madrid pone condiciones a Neymar

neymar
El Real Madrid ha puesto condiciones al fichaje de Neymar.

El Real Madrid, en una primera reunión con el padre de Neymar, ha fijado una serie de condiciones para seguir adelante con las negociaciones. El precio de su traspaso, sus emolumentos, los derechos de imagen o la inclusión de algunos jugadores en la operación son algunas de las pautas que han marcado los blancos.

El fichaje de Neymar es un pulso mano a mano entre Real Madrid y Fútbol Club Barcelona, una partida de cartas en la que el que tenga mejor mano decidirá a su favor la partida. En esas anda el club blanco, que tuvo en estos días la primera toma de contacto con el padre del brasileño, con el que comparte nombre. El Paris Saint Germain ya ha dado vía libre para que se negocie por él con el objetivo de encontrar una salida ante la inestable situación que existe con él.

Tras esa primera reunión entre el padre de Neymar y los dirigentes del Real Madrid, han sido los blancos los que han puestos pautas y condiciones a un posible fichaje del brasileño. En el Bernabéu saben de la complejidad de la operación y de la rivalidad y disputa que habrá durante las negociaciones con el Barça, pero no quiere ceder en varios puntos que ya han hecho saber al patriarca carioca.

Bajada de sueldo

Una de las primeras condiciones que ha puesto el Real Madrid al padre del jugador son sus emolumentos. El Paris Saint Germain se hipotecó para complacer salarialmente al brasileño. El 10 cobra casi 40 millones de euros por temporada en París, sueldo que no están dispuestos a abonar en el Santiago Bernabéu por él. Florentino Pérez está dispuesto a ofrecer un salario de 25 millones de euros por campaña al brasileño, más otro porcentaje que iría en función de diferente incentivos que podría aumentar esa cifra.

Compartir su imagen

Neymar es una mina de oro y el Real Madrid lo sabe. El brasileño es indudablemente uno de los jugadores más diferenciales de Europa. Es único por su estilo, regate y gol. Lo tiene todo para liderar y es capaz de decidir cada partido en una jugada. Vale su peso en oro. Pero Neymar es también oro fuera del terreno de juego. Los contratos publicitarios que visten y rodean al jugador son millonarios y el club blanco pide que se compartan sus derechos de imagen, ya que entienden que de la mano del Real Madrid estos crecerán.

Nada de cesiones

En el Real Madrid tienen una cosa clara y es que no quieren una cesión. Si los blancos deciden ir a por todas con el brasileño será con la fórmula de un traspaso. Es una vía cada vez más recurrente en Europa –fue la que usó el PSG con Kylian Mbappé– pero en el Santiago Bernabéu no convence. Los blancos quieren a Neymar en propiedad, por mediación de un gran traspaso, y contar desde el minuto uno con él, sea cuales sean las condiciones. Ni siquiera aceptarían un préstamo con opción de compra, obligatoria o no.

El techo, 200 millones

El Real Madrid saben que de seguir adelante con el fichaje de Neymar estarían acometiendo la operación más cara de la historia del club. Tras los fichajes de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale llegaría un nuevo récord junto al brasileño. Los blancos saben del precio que le otorgó el Paris Saint Germain a principios de verano pero éste de ha devaluado por dos motivos: lo extradeportivo que ha rodeado al carioca y el deseo del PSG de venderle. El Real Madrid ha puesto como precio máximo los 200 millones de euros. Estarían dispuestos a ofrecer 175 kilos fijos que podrían llegar a los 200 si se cumple una serie de objetivos por valor de 25 millones.

Incluir a jugadores en la operación

Desde la cúpula merengue están dispuesto a incluir a jugadores en la Operación Neymar. El Real Madrid piensa en cuatro nombres que estaría dispuesto a perder de encontrar el sí quiere por parte del PSG. Keylor Navas, Isco Alarcón, James Rodríguez y Gareth Bale son los cuatro blancos que podrían entrar en las negociaciones. A excepción del malagueño, con el que cuenta actualmente Zidane, los otros tres supondrían además un alivio para los merengues, un quebradero de cabeza menos. En París gustan los dos sudamericanos, tanto el costarricense como el colombiano.

Lo último en Deportes