Mercado de fichajes

El Real Madrid no recibió ninguna oferta por Isco

El Real Madrid no recibió ninguna oferta por Isco

El Real Madrid no recibió ofertas por Isco este verano pese al interés de clubes como Nápoles o Manchester City en el malagueño. El de Arroyo de la Miel cambió su decisión de abandonar el conjunto blanco a raíz del nacimiento este verano de su hijo Theo e hizo oídos sordos a cualquier oferta

Isco Alarcón cambió su decisión de abandonar el Real Madrid por seguir a raíz del nacimiento de su hijo Theo. El malagueño estaba en la agenda de varios clubes, sin embargo, ninguno se atrevió a contactar con la entidad madridista a sabiendas de que el jugador tenía decidido seguir ligado al club de Chamartín.

Isco Alarcón ha visto cómo su protagonismo en la plantilla ha ido disminuyendo con el paso de los años. Desde su llegada al conjunto blanco, su presencia sobre el terreno de juego ha pasado de superar los 50 encuentros a no alcanzar los 40, como en la pasada campaña. El de Arroyo de la Miel disputó un total de 37 partidos en las diferentes competiciones, de los cuales sólo en 17 fue titular. Unos números que le hicieron contemplar seriamente la posibilidad de marcharse y más ante la presencia de clubes dispuestos a acogerle con los brazos abiertos y darle galones. 

Sin embargo, todo cambió a raíz del nacimiento de su hijo Theo, el segundo del futbolista y el primero con su pareja Sara Sálamo. Tras meditar todas las opciones, Isco decidió que lo mejor era seguir en el conjunto blanco, por eso hizo oídos sordos a cualquier oferta proveniente de fuera. Tanto el Manchester City como el Nápoles querían contar con el malagueño en sus filas, pero Isco tenía claro que este verano no se marcharía.

Ante la negativa del jugador a escuchar las propuestas, ningún club quiso ponerse en contacto con el Real Madrid, por lo que no se recibió ninguna propuesta por el centrocampista malagueño, pese al fuerte interés en él, especialmente por parte de Pep Guardiola para el City.

Lo último en Deportes

Últimas noticias

. . . . . . . . .