El Real Madrid no quiere parches en enero: Icardi, Bonucci o Kepa

El inicio de temporada del Real Madrid ha llevado a los responsables deportivos del club blanco a reconocer ciertos errores de planificación, que se han visto destapados por las lesiones y algunos resultados inesperados. Zinedine Zidane también ha cambiado de discurso, abriendo la puerta a la llegada de fichajes en enero, fichajes Champions, tanto en nivel como en disponibilidad.

“No vamos a traer un parche”, han decidido en la cúpula. Nada de Gravesens, Fauberts ni Lucas Silvas, el Real Madrid cuenta con una de las mejores plantillas de su historia y sólo se verá reforzada con un jugador de calidad contrastada. La obligación de que éste potencial refuerzo juegue Champions League podría complicar la elección, pero hay tres nombres que sobresalen y cumplen todos los requisitos. Mauro Icardi, Leonardo Bonucci y Kepa Arrizabalaga son los candidatos. 

El fichaje de Icardi quizá sería el más mediático, por precio y posición en el campo. El capitán del Inter de Milán está loco por la música y a pesar de su caché, que aumentaría las cifras del traspaso por encima de los 100 millones, en el Real Madrid manejan informes positivos para tratar de acometer el fichaje incluso en el mes de enero. Complicado, pero no imposible, ya que Mauro pasaría de liderar a un prometedor proyecto en Italia a luchar por la Champions League –competición que podría jugar– con el vigente campeón.

El director de OKDIARIO, Eduardo Inda, aseguró en El Chiringuito de Jugones que el Real Madrid tiene sus miras puestas en Icardi para el mercado de invierno. “Se va a intentar ir a por Icardi, el delantero del Inter, un jugador caro pero muy bueno. Es un ganador, un killer que lo haría mucho mejor que Karim Benzema”.

Leonardo Bonucci no ha encontrado una buena nave con la que seguir su carrera en Milán. Su traspaso desde la Juventus al Milan se convirtió en una de las operaciones sorpresa del verano, por su ascendencia en la escala jerárquica bianconera, y ahora podría dejar San Siro para volver a sentir la máxima competición europea en todo un Real Madrid. Sergio Ramos guarda una muy buena relación con él y en el club andan buscando una pieza experimentada para el centro de la defensa. Todo cuadra.

El nombre de Kepa Arrizabalaga se encuentra marcado en rojo en el casting de porteros del Real Madrid. A pesar del correcto rendimiento de Keylor y Kiko en estos años, firmar un portero del presente y –sobre todo– futuro del vasco sería dar un salto de gigante de cara a próximos años. En su caso, el contrato que le une al Athletic y que finaliza el próximo 30 de junio, podría provocar su fichaje inmediato por el equipo blanco, a cambio de 20 millones de euros, y así asegurarse a uno de los valores seguros de la portería sin mermar la relación con un potencial vendedor.

Últimas noticias