El nuevo entrenador culé tiene una difícil papeleta

Los ocho marrones que tiene que afrontar Setién en el Barça

Quique Setién deberá hacer frente a varios problemas en sus primeras semanas como entrenador del Barcelona. Al técnico cántabro le ha llegado su gran oportunidad como un regalo envenenado con el que deberá saber lidiar para acabar triunfando.

Presentación de Quique Setién como nuevo entrenador del Barcelona, en directo

Setién Barça

El esperpéntico capítulo que el Barça ha culminado con la destitución de Ernesto Valverde y la contratación de Quique Setién deja al nuevo entrenador del primer equipo con una papeleta envenenada ante la que deberá responder. Setién tiene ante sí, a sus 61 años, la oportunidad de su vida en el banquillo de todo un Barcelona, y para triunfar, entre otros asuntos, deberá lidiar con ocho ‘marrones‘ que no parecen tener fácil remedio.

Sacar al equipo de la depresión

Ernesto Valverde no hizo un mal trabajo en Barcelona, pero los detalles pesaron demasiado, formando una losa que acabó siendo insostenible para el Barcelona. La debacle de Roma inició una trilogía continuada en Liverpool y con un triste final en Jeddah, en una Supercopa que condenó a un buen Barça por la depresión de los últimos minutos. Con Valverde el equipo siempre estaba cerca de perder y eso, en un club con ADN de campeón, debe ser lo primero a desenquistar por parte de Setién.

Ganarse a los pesos pesados

Condición sine qua non para que Setién tenga éxito a corto, medio y largo plazo en el banquillo del Barcelona. El técnico cántabro cuenta con un carácter particular que le ha propiciado más de un enfrentamiento con sus jugadores, pero en el Barça debe andar con cuidado y construir una relación positiva con los pesos pesados del vestuario. Lionel Messi, Gerard Piqué o Luis Suárez deben ver en Quique a un aliado a la hora de llegar a lo más alto o el proyecto culé no irá demasiado lejos… llevándose al entrenador de nuevo por delante.

Fichaje de un delantero

La baja de Luis Suárez, que permanecerá de baja alrededor de cuatro meses, obliga al Barcelona a pensar en un refuerzo ofensivo de primer nivel. El club maneja varios nombres y la llegada de Setién será importante en la adaptación de este posible nuevo miembro de la delantera. Amigo del juego combinativo y el toque, en ocasiones hasta la exageración, un rematador puro podría no encontrarse del todo cómodo en los esquemas del entrenador de Santander. Griezmann aparece como la otra opción en un puesto en el que podría reivindicarse tras un comienzo gris en Can Barça.

Qué hacer con Vidal (y Rakitic)

Indagando aún más en el estilo de juego, Arturo Vidal o Ivan Rakitic no serán a priori piezas fundamentales en el esquema de Setién. A pesar de la demostrada competitividad de ambos, piezas como De Jong, Arthur, Busquets o incluso el defenestrado Riqui Puig parecen más acordes al juego de Setién, que deberá lidiar con dos jugadores contrastados que reclaman minutos o clamarán por una salida en los próximos meses.

Rol de Busquets

Apartado por Valverde en más de un partido importante, Sergio Busquets tiene ante sí la que podría ser su última oportunidad de destacar como mediocentro indiscutible del Barcelona. A sus 31 años, el de Badía ha perdido –aún más– físico y su talento en la circulación ya no basta para la gran mayoría de sistemas, pero el estilo de Setién le viene como anillo al dedo para alargar su dominio cuando muchos ya le daban por muerto para imponerse al máximo nivel.

Cantera o cartera

El Barcelona ha abandonado en los últimos tiempos uno de sus grandes sellos, la apuesta por la cantera, pero la llegada de Quique Setién podría revitalizar esta importante rama en el organigrama deportivo culé. Jugadores como Ansu Fati, Riqui Puig o Aleñá (cuando regrese de su cesión) han crecido con un estilo que ahora apunta a imponerse con el nuevo entrenador.

Caso Dembélé

Es el expediente X de la plantila del Barcelona, y Setién tiene ante sí el reto de sacarle el nivel que atesora y que no pudo mostrar con Valverde. Para ello será clave que el internacional francés se mantenga sano, pero también que Quique sepa motivar a un Dembélé que, recordemos, fue clave para que Neymar no volviera a Barcelona… y ahora vivirá un nuevo capítulo con otro ‘jefe’ en el banquillo.

Recuperar el ‘ADN Barca’

Uno de los principales peros de la era Valverde fue la escasa conexión con la afición en términos de estilo. Arropados por el cruyffismo, un ferviente seguidor de esa escuela ha llegado al Camp Nou y el juego de toque y posición deberá regresar al lugar en el que más adeptos acumula dentro de la élite. Quique Setién siempre ha elogiado la posesión del balón y la forma de entender el fútbol de la parroquia culé, donde ahora tendrá la oportunidad de exponer su talento… sin que este se encuentre exento de resultados.

Lo último en Deportes

Últimas noticias