Barre a Giron (6-1, 6-4, 6-2) y ya está en segunda ronda

Nadal comienza como un tiro el Open de Australia

Rafael Nadal sumó su primera victoria en el Open de Australia 2022, después de derrotar por la vía rápida al norteamericano Marcos Giron. El tenista español no dio opción a su rival en una actuación más que positiva y que demuestra su adaptación al tapete de Melbourne Park en un torneo que representa una gran oportunidad para él

Djokovic deja vía libre a Nadal para ser el mejor de la historia

Alcaraz debuta a lo grande en Australia

Nadal
Nadal golpea una derecha. (Getty)

Las mejores sensaciones posibles en el primer día. Rafael Nadal ilusiona desde el debut en el Open de Australia y lo hace con una victoria inapelable ante el norteamericano Marcos Giron (6-1, 6-4, 6-2) en un encuentro en el que se notó la adaptación del manacorense a Melbourne, donde ya disputó y ganó el torneo ATP 250 hace una semana, así como una ambición sin límites que le lleva a competir al máximo allá donde va y sin importar cuánto tiempo haya estado sin jugar.

El Open de Australia, el Grand Slam ‘maldito’ para Rafa representa, paradójicamente, una oportunidad inmejorable para el balear en este 2022. Nadal no es, teóricamente y por su inactividad, uno de los grandes favoritos pero sí el único campeón en liza, y quiere demostrarlo para hacer buena la condición de tapado especial en un cuadro en el que quiere sumar sensaciones hasta verse en su mayor nivel competitivo en las rondas finales.

Ante Giron, en un partido jugado en la Rod Laver Arena y bajo el siempre inquietante sol de Melbourne, Nadal calentó rápido y cerró por la vía rápida un primer set inapelable en el que no dio opción a su rival con su servicio ni tampoco al resto. Un 6-1 cerrado en apenas 24 minutos era la carta de presentación del tenista español, que se movía con facilidad por el fondo de la pista y dominaba la inmensa mayoría de los intercambios con su derecha.

En el segundo parcial, Rafa comenzó con ciertas –y escasas– dudas al servicio pero con el colchón que otorga romper el saque de su rival, y era ya la tercera vez en el partido, en el juego inaugural del parcial. Ese break sería suficiente para ganar la manga por 6-4, pese a que el manacorense había contado con ocasiones para haberlo hecho antes. Ciertos errores no forzados, absolutamente normales en estas instancias iniciales del torneo, pospusieron la colocación del marcador de dos sets a cero en el partido.

Por la vía rápida

Ya con todo a favor para cerrar el partido por la vía rápida, Nadal, estrenando camiseta morada para la ocasión, no faltaba a su tradición de quebrar el saque de Giron, absolutamente desesperado, también en un tercer parcial que sería muy similar al primero. Rafa, desencadenado, sumaba a sus numerosos aciertos con el golpeo de derecha y revés desde el fondo la precipitación de su rival en ciertos intercambios. La ecuación despejaba la victoria del español, quien en una hora y 50 minutos se mete en la segunda ronda del Open de Australia.

Lo último en Deportes

Últimas noticias