Liga Santander: Barcelona - Valladolid

Messi mete la quinta

El Barcelona goleó al Valladolid (5-1) y asalta el liderato de la Liga Santander

Messi encarriló el partido con una sobresaliente primera mitad en la que dio una genial asistencia a Vidal y anotó un excelente tanto de falta. Tras el descanso volvió a marcar y dio otra asistencia a Luis Suárez

messi
Recital de Messi y goleada del Barcelona ante el Valladolid.

El Barcelona pone la directa en Liga. El conjunto culé sumó su quinta victoria consecutiva en el campeonato tras golear al Valladolid (5-1) en un partido que encarriló en la primera mitad gracias a un Messi estelar. El argentino participó en el primer gol de Lenglet, dio una asistencia de ’10’ a Vidal y después sentenció con una falta marca de la casa. Tras el descanso volvió a marcar y dio otra asistencia a Luis Suárez. Su enésimo recital.

Por día, hora y quilates del partido, el Barcelona – Valladolid no iba a tener la virtud de paralizar China pero el duelo tenía cafeína. Principalmente, porque este era el primer partido en el Camp Nou después de todos los incidentes vividos en la Ciudad Condal acaecidos tras la sentencia del Tribunal Supremo. Todos estos disturbios desembocaron en el aplazamiento del Clásico y el duelo ante el Valladolid parecía un altavoz perfecto para que el independentismo proclamara sus consignas a los cuatro vientos. Porque fútbol y política siempre han ido de la mano y en Barcelona más. Finalmente, pese a que el aquelarre pululaba en el ambiente, aparecieron las clásicas pancartas y alguna que otra estelada.

Los primeros cantos a la independencia no los iba a palpar sobre el campo un Antoine Griezmann que fue relegado al banquillo por un Ernesto Valverde que tenía en la mente una posible suplencia después del viaje relámpago del galo a Nueva York para ver la NBA. En su lugar entró un Ansu Fati que en las últimas semanas había pasado a un segundo plano y es la gran ilusión de un equipo líder en Champions y casi en Liga, pero que vuelve a transmitir las mismas sensaciones que en antaño: los cimientos de la casa pueden ceder a poco que sople el viento fuerte. Y el Valladolid, que partió de inicio con muchas rotaciones,  no se presentó en el Camp Nou con la fuerza de un huracán.

Todo parecía quedar visto para sentencia al minuto de juego, cuando el equipo pucelano apenas había tocado el balón. Messi la puso desde la izquierda y Lenglet cazó un balón suelto dentro del área para hacer el primero del partido y allanar el camino para el triunfo culé. El tanto hacía presagiar baño y masaje del Barcelona pero Kiko Olivas se aprovechó de otro balón suelto dentro del área para hacer el empate y silenciar el Camp Nou. Había partido. Se agradecía.

Messi sentencia en cinco minutos 

Primero Ansu Fati y después Arturo Vidal intentaron poner al Barça por delante pero la línea de cinco dispuesta por Sergio se mostraba férrea y ofrecía pocas fisuras hasta que apareció Messi. Primero filtró un pase genial para que Vidal hiciera el segundo y después anotó un gol de falta marca de la casa. En cinco minutos el argentino, como ha hecho mil y una vez a lo largo de su carrera, había encarrilado el partido. Ahora el Valladolid era un sparring a merced de un Barcelona loco por la música que tenía casi una hora para gustarse.

Tuvo también la oportunidad de gustarse antes de ser sustituido un gris Ansu Fati que no pudo aprovechar una buena asistencia de Messi tras el descanso. El partido sólo ganaba en emoción cuando el argentino la tenía en los pies. Una buena arrancada suya desembocó en un tanto de Luis Suárez que fue anulado por fuera de juego y después anotó su segundo de la noche. Pero habría más, ya que también hizo doblete de asistencias tras filtrar un buen pase a Luis Suárez para que hiciera el quinto. Más que fiesta del independentismo, hubo fiesta de goles. Y liderada por un Messi que mete la quinta.

Lo último en Deportes

Últimas noticias