Simeone vuelve a tener problemas en la delantera del Atlético

Marcos Llorente hará de Luis Suárez ante el Eibar

Joao Félix no llega al partido del sábado, mientras que Lemar y Dembelé son seria duda para medirse al Eibar.

La vuelta al equipo de Marcos Llorente tras cumplir sanción da aire al equipo de Simeone, que afronta otra final por la Liga.

Marcos Llorente
Salzburgo - Atlético de Madrid de la Champions League hoy, en directo

La situación del ataque del Atlético de Madrid es crítica de cara al partido del próximo sábado ante el Eibar. Luis Suárez sigue lesionado, Joao tampoco llegará, salvo milagro, y son dudas razonables los franceses Lemar y Dembelé. Ángel Correa, permanentemente peleado con el gol, es el único delantero puro que le queda a Simeone, que no tendrá otro remedio que volver a tirar de Marcos Llorente para jugar en punta.

No hay otro resultado posible para el Atlético que la victoria este próximo sábado ante el Eibar. La exigua ventaja de un punto que lleva en la clasificación le obliga a ir al máximo en las ocho jornadas que quedan y un tropiezo ante los armeros sería letal. Sin embargo, pese a la clasificación, el Eibar es un rival que se le atraganta al Atlético en las últimas temporadas.

En el pasado curso sólo pudo ganarle 3-2 con un gol de Thomas en el minuto 89, hace dos tuvo que conformarse con un empate a uno milagroso gracias a un gol en el 94 del canterano Borja Garcés y hace tres, en el último partido de Fernando Torres como rojiblanco, los vascos arrancaron otro empate, ahora a dos. No hace falta recordar tampoco que en la primera vuelta de este Campeonato la victoria en Ipurúa llegó gracias a un penalty in extremis que forzó y transformó Luis Suárez.

Falta de gol

En esta situación, más necesitado de gol que nunca, Simeone se encuentra sin delanteros. A día de hoy el único punta con el que puede contar es Ángel Correa, señalado por sus errores en los dos últimos partidos ante el Sevilla y el Betis, en los que erró remates decisivos en el área pequeña en los minutos finales de ambos partidos. La imagen de Simeone consolando al argentino después del encuentro del domingo en el Benito Villamarín se hizo viral entre la afición rojiblanca. En estas circunstancias no parece el jugador más indicado para comandar un ataque que, ante todo, necesita efectividad.

La solución será, una vez más, tirar de Marcos Llorente. El madrileño volverá a la punta de ataque y Correa se acostará en la banda derecha para tratar de ganar clarividencia ante la portería del Eibar. Eso, por supuesto, si no se puede contar con el francés Dembelé, que sigue en un periodo de incertidumbre tras haberse desvanecido en un entrenamiento. Si Dembelé está apto es probable que disfrute de su primera titularidad como rojiblanco.

Pendientes de Lemar

Simeone también está pendiente de Thomas Lemar, que se cayó a última hora de la convocatoria ante el Betis por un problema en el muslo. Si Lemar está recuperado hará de Joao Félix en la media punta, sirviendo de enganche con los centrocampistas. De este modo las bajas del portugués y de Luis Suárez serían algo más asumibles teniendo en cuenta también el buen momento en el que demostró estar en el Benito Villamarín el belga Carrasco, autor del único gol rojiblanco. Queda por último por definir la situación del inglés Trippier, que también tuvo que marcharse por problemas lumbares, pero que en teoría no debería tener problemas para poder jugar.

Así las cosas, si todos están disponibles la alineación podría ser la formada por Oblak, Trippier, Savic, Giménez, Hermoso, Koke, Lemar, Llorente, Carrasco, Correa y Dembelé, un once bastante competitivo que se modificaría en función de los que se caigan del once por su estado físico. Ahí entrarían jugadores como Saúl, Lodi, Kondogbia, Herrera, Torreira o incluso el canario Vitolo, que dejó algún detalle interesante en el Benito Villamarín tras haber estado muchos partidos fuera del equipo.

Lo último en Deportes

Últimas noticias