Final Europa League: Atlético - Olympique de Marsella

Lyon tiembla ante la amenaza de los ultras del Marsella

Lyon tiembla ante la amenaza de los ultras del Marsella
Las autoridades francesas han preparado un dispositivo sin precedentes para evitar los disturbios de los ultras del Marsella (AFP).

La final de la Europa League estará marcada, fuera de lo que suceda en el terreno de juego, por la presencia de los ultras del Olympique de Marsella. Los aficionados más radicales del conjunto francés se trasladarán en masa a Lyon para presenciar el encuentro de su equipo ante el Atlético de Madrid. El duelo ha sido declarado de alto riesgo, y no es para menos. En el continente ya se conoce la fama de los hinchas más radicales del conjunto marsellés y las autoridades galas han preparado un dispositivo sin precedentes.

En total, se destinarán 1.250 agentes para garantizar la seguridad durante la jornada. Un despliegue de excepción para tratar de evitar los más que posibles altercados que protagonicen los aficionados galos. Se prevé que hasta 2.000 aficionados del conjunto de la Costa Azul acudan sin entrada a Lyon, que se sumarán a los más de 11.500 que disponen de ella.

La rivalidad deportiva e ideológica que existe entre el Olympique de Lyon, anfitrión de la final, y el OM ha provocado que los ultras más radicales de ambos conjuntos puedan sembrar el caos por las calles de la ciudad. Por ello, las autoridades francesas han preparado un total de diez unidades móviles entre las que figuran policías, gendarmes y antidisturbios, además de un helicóptero y dos cañones de agua para disuadir a los radicales si fuese necesario.

Sin fan zones

La UEFA, debido a lo peligrosa que será la previa del partido, ha decidido suspender las zonas de encuentro de las aficiones. No habrá fan zones en Lyon para las aficiones rojiblanca y albiceleste. Además, la ciudad estará canalizada, afín de evitar que los hinchas de los finalistas se crucen a lo largo del día. Aun así podrán hacerlo, pues las autoridades permitirán que ambas circulen por el centro de la ciudad, aunque, tal y como se ha informado, se confía en que no suceda nada.

Y es que ambas aficiones son viejas conocidas y no es que se tengan especial cariño. Hace casi una década, en la 2008-09, se enfrentaron en la fase de grupos de la Champions League y los ultras franceses se encargaron de liarla en las gradas del Vicente Calderón. A consecuencia de los disturbios vividos en la grada del antiguo estadio rojiblanco, la UEFA decretó su cierre. La policía detuvo a uno de los líderes de los rádicales del Velodrome, Santos Mirasierra, que pasó varios meses en prisión.

No ha sido a única vez que han sembrado el pánico en las calles españolas. La última está aún muy reciente. Esta temporada, los peligrosos aficionados del Marsella ya se hicieron notar en Bilbao, en el encuentro de octavos de final en el que se midieron al Athletic. Los disturbios se saldaron con un agente de seguridad de San Mamés apuñalado.

El Parc OL será un búnquer

El Parc OL, estadio del Olympique de Lyon en el que se disputará la final entre el Atlético y el OM, también contará con grandes medidas de seguridad. El dispositivo policial de cara al choque en el que se decidirá el campeón de la Europa League será dos veces mayor que el desplegado durante la pasada Eurocopa de 2016, celebrada también en Francia.

En el interior del estadio lionés además de no servirán bebidas alcohólicas -como lleva siendo habitual en los últimos años en las competiciones europeas-, habrá 1.100 vigilantes encargados velar por la seguridad de los allí presentes. 200 de ellos serán enviados por el club marsellés, mientras que 20 serán enviados por el conjunto madrileño. Serán los encargados de evitar el acceso al estadio de bengalas y petardos.

También deberán tratar de evitar los destrozos en el feudo del Lyon, con los que los radicales de la costa azul han amenazado. Este hecho, ha provocado que el presidente del club del interior de Francia, Jean-Michael Aulas, haya recurrido a la Fiscalía para demandar las “provocaciones relacionadas con el delito de destrucciones y degradaciones voluntarias peligrosas para las personas”.

Últimas noticias