La censura de Ada Colau: prohíbe instalar pantallas gigantes en Barcelona para ver los partidos de España

Ada-colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en la noche electoral del 24M (Foto: Getty)

Ada Colau sigue mostrando sus evidentes tics de intolerancia hacia todo lo que huela a España. La alcaldesa de Barcelona, en una decisión difícilmente comprensible, acaba de prohibir que los partidos de la selección española en la Eurocopa de Francia se pueda ver en pantallas gigantes en la Ciudad Condal.

El gobierno municipal que dirige la populista, activista e independentista Ada Colau ha anunciado este martes que las prohibirá, porque una cosa es instalar pantallas gigantes para seguir las manifestaciones de la Diada o un concierto de grupos musicales antisistema y antidesahucios y otra muy distinta es que se quieran transmitir en pantalla gigantes partidos de fútbol de la selección que lleva la bandera del estado opresor. Así es Ada y así son los que la rodean.

La comisionada de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, Marta Carranza, ha rechazado una solicitud del PP, que había recogido la petición de una plataforma ciudadana, del pasado mes de marzo, pidiendo permiso para poder seguir los partidos de España en la Eurocopa de Francia a través de este tipo de pantallas.

La instalación de estas pantallas gigantes, según publica el diario El Mundono conllevaría ningún coste adicional para el Ayuntamiento de Barcelona, puesto que los promotores de la iniciativa habían conseguido los patrocinios necesarios para sufragar la instalación de estos dispositivos.

El Gobierno de Ada Colau, sin embargo, ha alegado razones de «descanso vecinal, orden público y seguridad» –así, textualmente– para negarse a permitir que los ciudadanos de Barcelona puedan seguir los partidos del combinado español en las calles de la capital catalana. Ya se sabe que con Ada Colau el descanso vecinal, la seguridad y el orden público son sagrados, siempre que no se trate de un escrache a cualquier concejal, diputado o miembro del PP, entonces el descanso vecinal se va al garete, claro.

La comisionada de Deportes se ha abierto, como mucho y en un alarde de tolerancia y de postureo tan propio de la izquierda más radical e intolerante, a estudiar su visionado en algún espacio cerrado de la ciudad.

En el Mundial de 2010 sí hubo pantallas

El Ayuntamiento socialista de Jordi Hereu sí permitió en 2010 la instalación de una pantalla gigante en la avenida María Cristina de Barcelona para seguir la final del Mundial de Sudáfrica. En aquella ocasión, 75.000 barceloneses se congregaron para presenciar la victoria del equipo español frente a Holanda.

Lo último en Deportes

Últimas noticias