El club prescinde de Jaume Masferrer

La Junta Gestora hace caso a Piqué y despide a la mano derecha de Bartomeu

Piqué
Piqué, burlándose del VAR en la revisión.
  • Silvia Font

Las cosas cambian a la velocidad del rayo en el nuevo Barça. Hace una semana Gerard Piqué pedía públicamente el despido de Jaume Masferrer, asesor de Josep María Bartomeu, por su vinculación con el Barçagate. Según las sospechas de los jugadores, fue él quien contrato los servicios de una empresa para que se criticase a la plantilla en redes sociales y ensalzase a Bartomeu.

«No quiero llevarme mal con nadie pero ha habido veces… El tema de las redes sociales… Le pedí explicaciones (a Bartomeu) y lo que me dijo es ‘Gerard, yo no lo sabía’. Y me lo creí. Pues después ves que, en acciones futuras, la persona encargada de contratar esos servicios todavía está trabajando en el club (Masferrer)», dijo Piqué en una entrevista en La Vanguardia.

El central, de esta manera, ha conseguido que el club empiece a tomar decisiones en pos de reformarse en la época post-Bartomeu. A Carles Tusquets, el presidente de la Gestora, no le ha temblado el pulso para hacer un guiño a la plantilla mientras pone en orden las cuentas del club.

No en vano, el empresario –en su primera comparecencia pública– dejó claro que no se iba a dejar presionar y que haría las elecciones cuando tocasen evidenciando que el proceso no va a ser instantáneo. Con el despido de Masferrer, Tusquets toma aire y deja claro que va a intentar tener a los jugadores satisfechos. Piqué piensa que le han hecho justicia en diferido.

Lo último en Deportes

Últimas noticias