Villarreal 2-2 Real Madrid: Liga Santander

Isco demuestra por qué es suplente: 45 minutos a la basura en Villarreal

Isco
Isco controla un balón ante el intento de Cazorla por frenarle. (Getty)

Isco jugó 45 minutos en el empate del Real Madrid en Villarreal. El malagueño salió tras el descanso por la lesión de Bale. Nada cambió en Isco, que lo intentó sin mucho éxito

2019 empezó para Isco como acabó 2018. Suplente otra vez, la única diferencia para el futbolista malagueño es que esta vez jugó toda la segunda parte ante el Villarreal al salir tras el descanso por la lesión de Bale. De nada le valió, porque ni su juego ni el del Real Madrid cambió. Un apático Isco fue la mejor representación de un equipo que otra vez se dejó puntos en Liga.

El Real Madrid empató con el cuadro castellonense en su primer partido del año (2-2), un resultado que coloca a los blancos a siete puntos del liderato de Liga, pero la situación de Isco no cambió mucho. Otro partido más Santiago Solari le relegó a la suplencia, aunque en esta ocasión tuvo que recurrir a él más por obligación que por deseo. Al llegar al descanso, Bale volvió a sufrir molestias y el técnico argentino llamó a Isco. El malagueño no cambió la deriva del partido.

Con 45 minutos en la segunda parte, Isco no estuvo mal… pero tampoco bien. No fue el peor, ni mucho menos fue un problema, pero tampoco en él estuvo la solución, objetivo de su cambio. Hubo momentos en los que se vio a un Isco algo más activo, ofreciéndose y buscando el balón, pero siempre sin peligro. El malagueño, con 2-1, jugó en posición muy retrasada, con minutos estando incluso más cerca de la defensa que del área rival. 

Muy pocas apariciones tuvo Isco durante el partido en el Estadio de la Cerámica en el duelo de Liga aplazado por la participación en el Mundial de Clubes. Se centró en alguna exquisitez en el ecuador de la segunda parte y poco más hasta que las urgencias obligaron. Un gran disparo desde la frontal que paró con dificultad Asenjo, ya con 2-2, fue la vez que se vio a Isco más enganchado al duelo, con una sensación de intentar echarse el famoso carro a la espalda. No lo hizo con éxito.

Ni la buena noticia de su futura paternidad cambió el semblante a Isco, que sigue a un ritmo muy inferior del que ha mostrado a lo largo de su carrera deportiva e incluso al inicio de esta temporada, cuando aún no había pasado por el quirófano por su operación de apendicitis. Isco sigue sin estar en su peso ideal y aún le falta tiempo para regresar a lo que fue.

El Real Madrid empató en Villarreal en otro mal partido del equipo de Solari, que se aleja más de la Liga. Benzema y Varane fueron los autores de los goles blancos empatados por dos tantos de Santi Cazorla.

Últimas noticias