Roland Garros 2018

Imperial Garbiñe: barre a Sharapova y vuelve a las semifinales

La española derrotó por primera en su carrera a la tenista rusa

Garbiñe
Garbiñe Muguruza celebra su victoria ante Sharapova. (AFP)

La Philippe Chatrier se vistió de gala para disfrutar de un auténtico partidazo. Garbiñe Muguruza barrió a María Sharapova y se llevó la victoria en dos sets (6-2 y 6-1) en una hora y 10 minutos de partido para sellar su pase a las semifinales de Roland Garros, donde se enfrentará a la ganadora del duelo entre Simona Halep y Angelique Kerber. La española anuló por completo a su rival y consumó su primera victoria ante la rusa para seguir soñando con el número uno.

Se enfrentaba ante una de las mejores tenistas de la historia del deporte de la raqueta como María Sharapova, jugadora a la que no había ganado en ninguno de sus tres enfrentamientos. La española llegaba en su mejor momento de la temporada, desplegando un nivel altísimo de tenis pero enfrente tenía a una renacida Sharapova dispuesta a acabar con las esperanzas de la número tres del mundo.

Garbiñe tenía clara la manera de jugar si quería tener opciones de llevarse la victoria y puso el turbo desde el inicio. La rusa, número 30 del ranking WTA, comenzó el encuentro sacando pero cometió pequeños errores que desembocaron en el primer break del encuentro. Muguruza empezó de la mejor forma posible, dando un golpe encima de la mesa y desplegando un tenis muy agresivo.

El buen juego de la española y el mal inicio de la ex número del mundo provocó una segunda rotura en favor de Garbiñe, que se puso con un 4-0 de salida. La doble campeona de Roland Garros estaba teniendo serias dificultades para contrarrestar los golpes de la número tres del mundo, que ha recuperado su mejor nivel en París, justo cuando tenía la oportunidad para regresar a lo más alto del tenis femenino.

A sus 24 años, Muguruza ya tiene dos Grand Slams en su palmarés (Roland Garros 2016 y Wimbledon 2017). En septiembre de 2017 ya alcanzó la cima pese a su derrota en cuartos de final del US Open, pero la alegría tan sólo le duró un mes puesto que Halep se lo arrebató. Ocho meses después la española ha vuelto a jugar ese tenis que le llevó al número uno, aunque esta vez ha ampliado su estilo con buenas subidas a la red.

Muguruza cambia la historia

Garbiñe hizo valer su ventaja para llevarse la primera manga por un contundente 6-2, en un primer set en el que la española llevó la voz cantante desde el principio y la historia se volvía a repetir. En 2014, ambas tenistas se enfrentaron también en los cuartos de final del torneo parisino y el choque empezó de una manera similar al de este miércoles, con la española adjudicándose el primer set de forma clara –entonces fue un 6-1–.

Aquel año la tenista rusa le dio la vuelta al marcador y se acabó llevando el partido. Pero esta Garbiñe no es la misma que hace cuatro años y esta vez no le permitió a Sharapova desplegar su mejor nivel. Hasta Serena Williams alucinaba en su día con la número uno del tenis español por la manera en la que aguantaba sus duros golpes, algo que volvió a demostrar en este encuentro.

Sharapova no veía la manera de batir a Muguruza, que estaba jugando un partido casi perfecto. La segunda manga empezó igual que la primera, con break a favor de la española, sin embargo, la rusa se rehizo y aprovechó sus primeras bolas de rotura para poner el empate a uno en el marcador del segundo set. Pero Garbiñe mantuvo la cabeza firme y siguió con el guión que había practicado y no le permitió apuntarse ni un solo juego más para apuntarse el segundo set y por consiguiente el partido por 6-1, en uno de los mejores partidos que se recuerda de la española.

 

Lo último en Deportes

Últimas noticias