24 horas de Daytona

Fernando Alonso pidió parar las 24 horas de Daytona… ¡¡¡cuando iba segundo!!!

fernando-alonso-24-horas-daytona
Fernando Alonso celebra con su equipo la victoria en las 24 horas de Daytona.

Fernando Alonso, ganador de las 24 horas de Daytona, reconoció al terminar la carrera que veía tan mal la pista y el asfalto por el tremendo aguacero que estaba cayendo que no paró de pedir por radio que entrara el coche de seguridad a neutralizar la carrera... hasta cuando iba segundo y sabiendo que eso le podía costar la victoria

Fernando Alonso ganó las 24 horas de Daytona bailando con su Cadillac bajo la lluvia. Con una pista imposible bajo el aguacero el propio piloto asturiano reconoció al terminar la carrera que veía tan mal la pista y el asfalto que no paró de pedir por radio que entrara el coche de seguridad a neutralizar la carrera… incluso cuando iba en segunda posición y sabiendo que eso le podía costar la victoria.

“Lo pedí muchas veces cuando estaba en segundo lugar, por la radio, que el coche de seguridad era necesario”, dijo Fernando Alonso. “Creo que las últimas cinco o siete vueltas no fueron correctas para nadie en la pista. La visibilidad era casi nula, no podíamos estar en línea recta. Los coches… venían en sexta marcha a 200 millas por hora. Había trozos sueltos en diferentes puntos de la pista porque la gente estaba perdiendo la carrocería aquí y allá. No podía ver nada”, reconoció el piloto asturiano.

Poco después de las llamadas de Fernando Alonso a parar la carrera, el otro Cadillac de Whelen Engineering, el que pilotaba Felipe Nasr que marchaba primero, hacía aquaplanning y se salía de la pista, momento que aprovechó Alonso para recuperar la primera posición, como tantas veces hizo en la carrera. Poco después, se suspendía la misma con la 17ª bandera amarilla, que a la postre fue definitiva.

“Felipe se fue un poco largo en la curva 1. Tomamos la delantera y tuvimos suerte en ese momento”, reconoció Fernando Alonso. A su lado, el propio Nasr lamentaba su mala fortuna. “Se veía bien hasta que de repente volvió a caer la lluvia de verdad y no había nada que pudiera hacer: fui el primero que llegó allí, patiné y perdí la ventaja”, reconocía.

En palabras de Roger Penske, veterano director de equipo estadounidense, fue el peor Daytona que recuerda en lo climatológico. El primero suspendido antes de tiempo y de los pocos que han sufrido largas horas de banderas rojas por el clima tras 1981 y 2004.

Últimas noticias