Roma - Real Madrid

Este Madrid es una incógnita

El Real Madrid empató en Roma (2-2) en un partido en el que Marcelo y Casemiro fueron los goleadores. El equipo volvió a mostrar síntomas de debilidad defensiva. Bale jugó media hora. Los italianos ganaron la tanda de penaltis.

Este Madrid es una incógnita

Se acabaron los ensayos. Llega la hora de la verdad y el Real Madrid no lo va  hacer con las mejores sensaciones posibles. El conjunto blanco empató en Roma en el último partido de pretemporada antes del comienzo de la Liga el próximo sábado. Marcelo y Casemiro anotaron los goles de un equipo que sigue mostrando debilidad en defensa y que acabó cayendo en la tanda de penaltis.

A Zinedine Zidane debió de gustarle el experimento de Austria. El equipo se mostró más sólido y consiguió dejar la portería a cero. Quizá por ello, decidió repetir. Esta vez entraba Nacho de inicio por un Sergio Ramos que no estaba disponible.

El partido arrancó con ritmo. El Real Madrid sólo podía salir de la presión asfixiante de la Roma con balones largos para intentar ganar la espalda a los defensores, mientras que los romanos no dudaban en atacar de manera vertical aprovechando los errores blancos en la construcción. Así arrancaba una tormenta de ocasiones locales en las que Under chutaba al larguero y Courtois se veía obligado a intervenir constantemente. Por si no estaba claro, Zidane volvió a dejar claro que no existe debate alguno en la portería. El belga es titularísimo.

Cuando el Madrid se veía con el agua al cuello, Modric metía un balón al hueco que Marcelo, ayudado del nuevo sistema, controlaba en el área rival. Recorte y golazo con la derecha. Una genialidad ponía al Real Madrid por delante.

Valverde hizo de Pogba

En el medio, Zidane vistió a Fede Valverde de Pogba. Mientras el francés disfrutaba con el United goleando al Chelsea, el entrenador madridista decidía apostar por el futbolista más parecido que tiene en la plantilla para colocarle junto a Casemiro y Modric. A falta de fichajes, soluciones en la casa.

En el cooling break para refrescarse se veía a Zidane dirigirse especialmente a sus defensores. Las sensaciones atrás no eran buenas. La Roma llegaba con facilidad y el técnico intentaba avisar de lo que sucedía. Tenía razón. La primera jugada tras el parón acababa en empate: carrerón de Zaniolo por la izquierda que Perotti remataba al segundo palo. La presión alta del Madrid dejaba mucho espacio a la espalda y les estaba haciendo sufrir demasiado.

No tardaba en reaccionar el Madrid. La pizarra de Zidane funcionaba en un córner sacado en corto en el que Marcelo ponía el balón en la cabeza de Casemiro que volvía a poner a los blancos por delante. Pero un nuevo error defensivo de los madridistas generaba de nuevo el empate en el marcador. La falta de intensidad de Valverde en la presión sobre Under permitía al turco, un auténtico quebradero de cabeza, servir un buen pase a Dzeko que no perdonaba.

Media hora para Bale

Movía el banquillo Zidane en el descanso. Jovic y Vinicius dejaban en el banquillo a Valverde y Nacho. Eso implicaba un cambio en el dibujo volviendo al 4-4-2 con el que se inició la pretemporada.

Y lo cierto es que el equipo mejoró siendo más protagonista en ataque jugando con dos bandas definidas y dos puntas. El ritmo del partido iba cayendo hasta producir aburrimiento mientras los cambios no cesaban de producirse. En uno de ellos Gareth Bale entraba al campo. El rol del galés no está definido en la plantilla. Un día no entra en la convocatoria y al siguiente juega media hora el día en el que tienes el último ensayo antes de la Liga. Y es que si Zidane no cuenta con él y le empuja fuera del equipo… ¿para qué le pone? No estuvo mál el ’11’, que tuvo algunas ocasiones para marcar.

Sin embargo, las  mejores oportunidades acabaron en los guantes de Pau López. Luka Jovic tuvo dos, pero el serbio no atinó a la hora de definir. Sus remates fueron al medio. También lo intentó Vinicius, cuyo disparo también era rechazado por el portero español. El Real Madrid acabó mejor que la Roma y buscando un gol que no llegó propiciando la tanda de penaltis.

En el desempate, un fallo de Marcelo en el último penalti dio el triunfo final a la Roma. Kroos, Isco, Bale, Modric habían materializado sus penas máximas, al igual que todos los romanos, que hicieron pleno. El lanzamiento del brasileño se estrelló en el larguero. 

Lo último en Deportes

Últimas noticias