Elecciones a la presidencia de la RFEF

El entorno de Casillas ofreció un pacto a Rubiales para incorporarle a la Federación

elecciones federación
Rubiales y Casillas.

Iker Casillas está preparando el terreno para la retirada de la carrera por la presidencia de la Federación Española de Fútbol. El portero, tras ver que tiene imposible ganar el puesto a Luis Rubiales, ha enviado a algunos emisarios a realizar consultas sobre un posible pacto de no agresión que consistiría en su incorporación a la Federación.

Tras la publicación de esta noticia, el equipo de comunicación de Iker Casillas se ha puesto en contacto con OKDIARIO para negar que el candidato esté pensando en retirarse de la carrera electoral y que se haya producido dicha oferta por su parte para formar parte de la Federación.

El ex capitán de la selección está empeñado en evitar que su imagen quede manchada por una guerra de guerrillas por la presidencia y por eso quiere salir cuanto antes indemne del entuerto en que le han metido David Aganzo y Javier Tebas. El primero le convenció para presentarse, mientras que el segundo ha puesto toda la campaña mediática a su disposición.

Casillas, sin embargo, se ha dado cuenta que sus dos principales avales no tienen todo el peso que le habían dicho en la Asamblea de la Federación y se escudan en que el adelanto electoral frustrará toda posibilidad del portero de cambiar la situación.

El de Mostoles, viendo que se va a quedar tocado por la situación, se ha ofrecido a la Federación para incorporarse a un puesto dentro del estamento de Luis Rubiales. El equipo del presidente de la RFEF le ha agradecido amablemente el gesto, pero ha rechazado su incorporación en este momento porque se pueden hacer dobles lecturas de un fichaje así.

Casillas podría anunciar en las próximas horas su renuncia a presentarse. El portero se ha dado cuenta de que ganar apoyos en la Asamblea de la Federación no es una empresa nada sencilla. Su whatsapp a los presidentes de las Federaciones Autonómicas apenas tuvo calado, sus ex compañeros le han dado la espalda e incluso ha visto cómo su equipo de toda la vida, el Real Madrid, le ha dicho que no le va a votar.

Todo esto ha provocado un cambio importante en la actitud de Casillas en los últimos días. De la ilusión que mostró por presentarse a un hastío importante. No en vano, a Iker le han apuntado a unas clases de oratoria que han terminado por desesperarle dejando su candidatura pendiendo de un hilo.

Lo último en Deportes

Últimas noticias