Un cámara de televisión que cubría el Pistons - Jazz

Drama en la NBA: primer afectado en coma por coronavirus

Un cámara de televisión que cubría el Pistons - Jazz, equipos con varios casos confirmados por COVID-19, se encuentra en coma inducido por coronavirus. El trabajador comenzó a encontrarse mal una semana después del partido y acudió al hospital con niveles de oxígeno muy bajos

Coronavirus en España, última hora de hoy en directo

Drama en la NBA: primer afectado en coma por coronavirus
Un operador de cámara de la NBA infectado por coronavirus se encuentra en coma inducido (Getty)

Un operador de cámara que grabó imágenes del interior de los vestuarios de los Jazz de Utah después de un partido en Detroit el pasado 7 de marzo está en coma inducido médicamente tras ser diagnosticado con coronavirus. El partido se jugó sólo cuatro días antes de que la NBA suspendiera la competición debido a la pandemia de coronavirus al confirmarse varios casos positivos por COVID-19 entre los integrantes de los citados equipos.

Dos jugadores de los Jazz de Utah, el pívot francés Rudy Gobert, y el escolta Donavan Mitchell, fueron los primeros en anunciar su positivo por coronavirus, lo que dio lugar a la suspensión inmediata de la NBA. También el ala-pívot, de 24 años, de los Pistons, Christian Wood, confirmó que también había dado positivo por COVID-19. Ahora se ha conocido que un operador de cámara que cubría aquel partido entre Jazz y Pistons se encuentra en coma inducido con coronavirus. 

Lo han desvelado amigos del afectado, cuyo nombre no se ha hecho público por derecho a la privacidad médica, a medios locales. El hombre, de unos 50 años, ha trabajado durante años como parte de equipos de transmisión en los partidos de la NBA en el campo Little Caesars Arena. Entre sus funciones estaba la de grabar entrevistas en los vestuarios tras el encuentro entre los Pistons y los Jazz.

Según el amigo,  Grov Tigue, el afectado empezó a sentirse mal una semana después de dicho encuentro y el día 18 acudió a un hospital del área suburbana de Detroit, donde reside. Estuvo en contacto con él mediante mensajes en los que le comentó que en ese momento»aún no tenía diagnóstico», pero que le habían dicho que su «nivel de oxígeno era bajo y querían elevárselo». Días después, aún en el hospital, le dijo que iba «a estar fuera de contacto por un día más o menos». Tigue señaló que después se enteró que los médicos lo estaban poniendo en coma. «Los médicos no pudieron obtener sus niveles de oxígeno correctos. Lo sacaron del coma ayer, martes, pero lo pusieron de nuevo», informó Tigue a la prensa local.

Lo último en Deportes

Últimas noticias