El despiste del Real Madrid que ayudó a Morata a fichar por el Atlético

El despiste del Real Madrid que ayudó a Morata a fichar por el Atlético

Álvaro Morata pudo fichar por el Atlético al no incluir el Real Madrid una cláusula en su contrato tal y como hizo con Di María u Özil. Con ellos, el club blanco puso una condición en sus traspasos: tener prioridad, ganancias económicas e información si clubes españoles estaban interesados en ellos.

Álvaro Morata ya viste de rojiblanco, podrá debutar este domingo en el compromiso liguero que el Atlético de Madrid tiene ante el Real Betis e incluso también podrá estar en el derbi madrileño ante el Real Madrid, su ex equipo, el próximo sábado 9 de febrero en el Wanda Metropolitano.

Morata no ha pasado directamente de Real Madrid a Atlético de Madrid, ya que antes de ir al conjunto colchonero ha estado un año y medio en el Chelsea, equipo que pagó al club blanco 80 millones de euros, pero es indudable la relación del delantero con el Real Madrid, con el que jugó en dos etapas diferentes en su primer equipo.

Es precisamente ese fichaje por el Chelsea el que también, en cierta manera, ha permitido que Álvaro Morata pueda ir al Atlético de Madrid. Y es que el Real Madrid, cuando vendió a su jugador al conjunto londinense, no puso una cláusula que sí colocó con otros traspasos de jugadores a la Premier League.

La cláusula contra equipos españoles

Cuando el Real Madrid vendió a Ángel Di María al Manchester United y a Mesut Özil al Arsenal, el conjunto blanco, tal y como desveló después Football Leaks, incorporó a esos traspasos una cláusula entonces llamada ‘anti-Barça’, pero que en realidad valía para todos los clubes españoles. Lo que hizo el Real Madrid fue añadir que si United o Arsenal querían vender a Di María u Özil a algún equipo español, tenían primero que consultarlo con el equipo blanco.

Y no solo consultarlo, sino también darle una importante suma de la cantidad de ese hipotético nuevo fichaje al Real Madrid. Por ejemplo, si el United hubiera vendido en 2015 a Di María a un equipo español, el Real Madrid se llevaba 50 millones de euros de ese traspaso, cifra que iba bajando en función de los años (40 en 2016 y 30 en 2017). El jugador argentino acabó yéndose al PSG.

Igual pasó con Özil, al que se le puso una cláusula similar al Arsenal. Si el equipo londinense quería venderlo a un equipo español, el Real Madrid tenía que estar informado en todo momento y disponía de la posibilidad de presentar una oferta superior en 48 horas, además de llevarse el 33% de la operación si finalmente el Arsenal lo vendía a un equipo español.

Con Morata no se puso esa cláusula

Sin embargo, esa cláusula no se puso en el traspaso de Álvaro Morata al Chelsea. En el Real Madrid nadie pensó que el delantero madrileño fuera otra vez a regresar a la Liga Española después de abandonarla por segunda vez, tras un primer intento en la Juventus de Turín. Aquella cláusula estaba más dirigida al Barcelona, pero igual de válida era para el Atlético de Madrid u otro equipo español.

Es por ello que este cambio en el Real Madrid respecto a otros traspasos ha propiciado que Álvaro Morata pueda ser ya jugador del Atlético de Madrid, porque si se hubiera repetido la historia con el delantero, la operación hubiera sido muy difícil de llevar a cabo, tanto por el poder de ‘veto’ del Real Madrid como por las cantidades económicas que se llevaría el club blanco de una operación que hace el Atlético de Madrid.

Lo último en Deportes