La venta de camisetas se dispara

Se desata la ‘Viniciusmanía’

Vinicius
Vinícius

La 'Viniciusmanía' se desata en la tienda del Santiago Bernabéu. La elástica de Isco sigue estando entre las más vendidas

La ilusión se llama Vinicius. El joven brasileño se ha convertido en el gran atractivo de un madridismo huérfano de un ídolo. La salida de Cristiano Ronaldo y la ausencia de fichajes de renombre dejó a la afición sin grandes referentes en verano. Sólo Modric y Ramos se quedaron como los hombres encargados de sujetar la bandera blanca, lo que ha provocado que el atacante sea en estos momentos el futbolista que más anima a un graderío que se vacía poco a poco.

La Viniciusmanía se ha desatado hasta el punto de que en la tienda Adidas del estadio Santiago Bernabéu los seguidores del Real Madrid no dudan en comprar su camiseta. Ni siquiera les importa que luzca el dorsal ’28’, un número que lo normal sería que lo cambiara la próxima temporada. La hinchada blanca está encantada con Vinicius y lo demuestra adquiriendo su camisetas sin parar. Y es que la blanca con el ’28’ del brasileño vuela.

En el Real Madrid gusta mucho la forma de ser de Vini. El delantero, a sus 18 años, no ha dudado en echarse el equipo a la espalda en los peores momentos. Cuando los goles no llegan y los resultados son negativos. Vinicius siempre suma, siempre intenta y siempre lo da todo. Y no hay cosa que más guste a la afición que acude al Bernabéu que eso. Una hinchada que no perdona la falta de compromiso ha encontrado en el atacante un futbolista con ganas de comerse el mundo y con la ilusión de convertirse en una estrella.

Isco, entre los mejores

En la tienda del Santiago Bernabéu también destaca que la camiseta de Isco sigue estando en el lugar más privilegiado. Su elástica se puede encontrar junto a la de Sergio Ramos, Courtois, Modric, Bale o Benzema, lo que ejemplifica que el mal momento que está atravesando en el Real Madrid no ha afectado en el número de ventas. El malagueño sigue ilusionando y vendiendo.

Hay que recordar que desde la llegada de Solari al banquillo del primer equipo la situación de Isco es más que delicada. Suplente desde el primer momento, tocó fondo ante el Leganés en la ida de los octavos de Copa cuando pasó a ser suplente de los menos habituales. Es decir, suplente de los suplentes. Su momento es complicado y parece que no tiene una solución sencilla, aunque el madridismo sigue creyendo en el juego de Magia y lo demuestra comprando su camiseta.

Últimas noticias