El fichaje de Vidal demuestra el cambio de filosofía

El Barça entierra la Masía y el tiki-taka

El Barça entierra la Masía y el tiki-taka
Arturo Vidal, Paulinho, André Gomes y Rafinha.

Los últimos fichajes del Barcelona demuestran las intenciones de Ernesto Valverde de cambiar el estilo del conjunto culé

Los futbolistas de La Masía ya casi no tienen opciones de llegar al primer equipo del Barcelona

Las cosas están cambiando en Can Barça. El último caso que lo demuestra es el fichaje de Arturo Vidal, que no se adapta al estilo de toque que ha caracterizado al Barcelona en los últimos años. Además, por si fuera poco, la cantera azulgrana ya prácticamente no influye a la hora de confeccionar las plantillas de cada temporada.

Lo que era un idilio con un estilo se va desvaneciendo cada semana que pasa. Reemplazar a futbolistas como Andrés Iniesta o Xavi Hernández no es nada sencillo, pero últimamente están llegando refuerzos que se parecen en poco, o en nada, al perfil de los dos canteranos del Barcelona. Como el curso pasado, que llegó Paulinho, futbolista de físico que hacía tiempo que no se veía en la Ciudad Condal.

De las incorporaciones durante este mercado de fichajes, Arthur podría ser el que más se asemeje al estilo de juego que viene pregonando el conjunto culé en los últimos años. Pero existe un inconveniente. La juventud e inexperiencia del futbolista brasileño hace creer que, por lo menos este curso, tendrá un papel secundario a las órdenes de Ernesto Valverde.

La llegada de Arturo Vidal ya es oficial, pero durante la búsqueda de ese mediocentro la lista de futbolistas era muy dispar en lo que respecta a sus estilos de juegos. Rabiot o N’Zonzi eran algunos de los candidatos, fieles ejemplos que demuestran que el perfil que se buscaba no estaba tan claro en la dirección deportiva del Barça.

"Había un modelo y otros jugadores, nos tenemos que adaptar y hacer una plantilla lo más fuerte posible", reconocía Eric Abidal durante la presentación de Arturo Vidal. El francés asegura que el club tiene que "adaptarse" al mercado y no continuar con la línea del juego de toque de los últimos años.

Y hablando de adaptación, aparecen los que no han logrado aclimatarse al Barcelona. El caso más famoso es André Gomes, al que, un verano más, se le busca una salida. Aquí aparecería el dinero despilfarrado por el cuadro azulgrana en las últimas temporadas. Los Arda Turan, Paco Alcácer o Lucas Digne se unen al centrocampista luso como jugadores inadaptados que han tenido que cambiar de equipo después de pagar millonadas por ellos en vez de optar por mirar a La Masía.

La Masía, también olvidada

Otro punto importante en el que el Barcelona se está alejando de sus principios es el de La Masía. La dirección deportiva culé está optando por fichajes multimillonarios como pueden ser los de Dembélé o Coutinho en vez de confiar en algún futbolista formado en las categorías inferiores.

Ernesto Valverde no hizo debutar a ningún canterano la temporada pasada, cosa que no sucedía desde la era en la que Rijkaard era el entrenador del Barcelona. Grandes promesas del filial como Riqui Puig, Marc Cucurella u Oriol Busquets, entre otros, comienzan a ver como unas puertas que hace años estaban abiertas de par en par, ahora están prácticamente cerradas.

Jugadores como Cristian Tello, Gerard Deulofeu, Sergi Samper, Rafinha y compañía han tenido que buscar cesiones en los últimos años, a la espera de encontrar un equipo al que el Barça esté dispuesto a venderles. Los dos primeros ya no son propiedad de los culés, pero los dos últimos continúan aguardando su próximo destino ya que no cuentan para Valverde.

Lo último en Deportes