El galés dispuso de buenos minutos ante la Roma

Bale no se da por vencido

Bale
Gareth Bale.

Gareth Bale jugó media hora ante la Roma y mostró buenas sensaciones antes de que comience la Liga. Con su futuro en el aire, el galés demostró que puede ser importante esta temporada.

Gareth Bale gozó de media hora sobre el césped en el último partido de pretemporada del Real Madrid. El galés viajó con el equipo y tuvo minutos ante la Roma, pese a que todo apuntaba a que se quedaría en Madrid. Con su futuro sin terminar de aclararse, Bale no se da por vencido y demostró que puede ser importante en el equipo si finalmente se queda. Al extremo madridista se le vio muy participativo en el ataque, disponiendo de dos oportunidades que a punto estuvieron de darle la victoria a los blancos.

El jugador, contra todo pronóstico, fue parte de la expedición. Tras quedarse fuera en cuatro de los seis anteriores partidos de los blancos en esta pretemporada, Zidane quiso contar con él para el último compromiso de este verano antes de que arranque la Liga y, además, le dio minutos, algo que no pasó, por ejemplo, en el último choque de la pasada temporada.

Bale saltó al terreno de juego en el minuto 60. En esos momentos, el partido estaba con ambos conjuntos buscando romper la igualada a dos que señalaba el marcador. Entonces fue cuando el galés mostró que puede aportar grandes cosas al ataque si no abandona el club antes de que cierre el mercado de fichajes.

Hasta dos goles pudo hacer ante el conjunto romanista en el tramo final. Primero se aprovechó de un balón en largo a la espalda de la defensa. El jugador arrancó en velocidad, se la preparó y la pegó, pero su disparo no vio por poco puerta. Una situación similar ocurriría al final del partido, en el descuento, cuando otro chut del galés pudo terminar dentro de la portería.

Aunque de cara a puerta no tuvo mucho éxito, al galés se le vio implicado en el juego del equipo, sobre todo en las tareas ofensivas. Pero no sólo arriba se le vio, pues en defensa acudió en alguna ocasión a hacer la cobertura a Marcelo.

Su futuro sigue estando en el aire, al haberse cerrado el mercado en Inglaterra y en China sin encontrar destino. Desde el primer momento, su idea era la de continuar en el Real Madrid y tampoco es que haya puesto mucho de su parte para dejar el club. Por si finalmente termina ganándole el pulso al club y se queda, el británico quiere demostrar que puede ser un jugador con un peso importante.

Lo último en Deportes