Son favoritos para ganar la Liga

El Atlético huele a campeón

El Atlético de Madrid aventaja en cuatro puntos al Real Madrid, con dos partidos menos, y es el principal favorito para hacerse con el título de Liga

Simeone ha reconstruido este equipo para convertirlo de nuevo en un Atleti sólido en defensa y letal en ataque. La resurrección de Koke está siendo clave

Atlético
Los jugadores del Atlético celebran el gol de Correa ante el Sevilla. (AFP)

El Atlético de Madrid se ha consolidado en el liderato tras vencer con claridad al Sevilla, un rival directo en la pelea por la Champions. Con este triunfo aventajan en cuatro puntos al eterno rival, el Real Madrid, con dos partidos menos. No fallan. Los pupilos de Simeone se están mostrando muy sólidos a lo largo de todo el campeonato, y a falta de un partido para que termine la primera vuelta ya son campeones de invierno. Ante el Sevilla dieron una nueva lección de solidez defensiva y pegada en ataque, dos facetas fundamentales para ganar títulos.

«Con el partido a partido llegan cosas así», decía Simeone al término del último encuentro. Pese al buen momento que atraviesa el equipo rojiblanco la filosofía sigue siendo la misma, partido a partido, la que siempre le ha funcionado, esa que les hizo campeones de Liga en la 2013-14, temporada en que llegaron a la final de Champions. El Cholo se muestra cauto ante el favoritismo de los suyos, no le gusta que le pongan esa etiqueta pero lo cierto es que este equipo se ha ganado ser el principal candidato al título de Liga.

Este Atleti ha recibido muchos palos y críticas, también Simeone, por su juego, por su rendimiento en Europa… pero nunca han dejado de creer y el trabajo está empezando a dar sus frutos. El curso pasado fue un año de transición, se fueron hasta seis jugadores importantes (Griezmann, Lucas, Rodri, Godín, Juanfran y Filipe) que obligaron a la dirección deportiva a renovar la plantilla. Llegaron hasta ocho nueva caras en verano (Joao Félix, Llorente, Hermoso, Lodi, Felipe, Trippier, Herrera y Saponjic) que debían adaptarse al estilo del Cholo.

La adaptación a los esquemas del técnico argentino lleva tiempo. Joao Félix apenas dejó detalles sueltos de su calidad, Llorente despertó a partir de la victoria en Anfield y Hermoso casi ni participó. Los que mejor se adaptaron fueron Felipe, Lodi y Trippier, pero esta temporada, ya con los conceptos asimilados se está viendo un Atlético mucho más sólido y mucho más fuerte en ataque. El 7 está empezando a ser ese jugador que decide partidos, empezó muy bien pero ahora no pasa por su mejor momento. Hermoso se ha consolidado como titular, mientras Llorente se ha convertido en una de las principales armas ofensivas de este equipo. A todos ellos hay que sumarles la llegada de Luis Suárez, que da un salto de calidad al ataque rojiblanco.

Cambio de sistema: tres centrales

El cambio de sistema ha sido clave en el resurgir del equipo colchonero. Simeone ha dejado atrás el clásico 4-4-2 para formar con un 3-5-2: tres centrales, dos carrileros, tres centrocampistas y dos en la punta de ataque. Esta formación está teniendo mucho éxito, y en ella Mario Hermoso se ha convertido en una pieza indiscutible junto a Savic y Giménez. Otro de los culpables del éxito es Marcos Llorente. El ex del Real Madrid despertó su versión goleadora en Anfield y desde entonces ha ido a más, hasta hacerse titular indiscutible esta temporada en el once del Cholo.

Simeone se ha reinventado, ha conseguido hacer un equipo sólido atrás y letal en ataque como le gusta, y por eso están donde están en la clasificación. Además ha conseguido recuperar a jugadores como Lemar, que el verano pasado era uno de los principales candidatos a ser traspasado. La vuelta de Carrasco también le ha dado otro aire a este equipo. Desde que volvió, el belga está rindiendo a un nivel extraordinario y eso le ha convertido en un fijo en el once.

Aunque, sin duda, el principal culpable de que el Atlético esté donde esté es su capitán, Koke Resurrección. El centrocampista ha recuperado su mejor nivel y está haciendo jugar al equipo como hacía tiempo que no se le veía. Parecía que sin Thomas Partey se hundirían, pero Koke se ha puesto el mono de trabajo tanto en defensa como en ataque y ha hecho olvidar al ahora jugador del Arsenal. La resurrección del canterano está siendo clave.

Fondo de armario

El conjunto colchonero está sabiendo aprovechar a la perfección los tropiezos de Real Madrid y Barcelona esta temporada. Uno de los principales motivos por los que están aguantando tan bien es el fondo de armario que tiene en la plantilla, además de la gran preparación física a manos del Profe Ortega, al que el año pasado también le llovieron las críticas. La competencia es tal que jugadores como Saúl y Joao Félix han sido suplentes en los dos últimos encuentros ligueros, dos futbolistas con un talento descomunal pero que no atraviesan por un buen momento.

Pese a ello el Atlético ha seguido ganando –incluso aquellos partidos como Getafe y Alavés que antes se le atascaban– y jugando a un nivel excepcional, son el segundo equipo más goleador de toda la competición y el que menos goles ha encajado con diferencia (seis en total). Hacerle un gol a este equipo cuesta un mundo. La defensa tiene gran parte de culpa, aunque el principal culpable de esto es Jan Oblak. Este año no está teniendo que aparecer tanto como lo hacía el curso pasado, pero cuando le ha tocado intervenir lo ha hecho con gran solvencia. Es un seguro de vida.

Al Cholo le destrozaron el equipo el curso pasado, pero una vez más ha recogido los pedazos y lo ha reconstruido como ya hiciera a su llegada al Atleti en diciembre de 2011. Apenas quedan siete jugadores de aquel conjunto que llegó a la final de la Champions en 2016. Es una plantilla completamente renovada, y Simeone les ha convertido en los principales favoritos al título de la Liga Santander.

Lo último en Deportes

Últimas noticias