El Atlético se divide con Griezmann: vestuario por un lado y afición por otro

griezmann
Antoine Griezmann tiene dividido al Atlético de Madrid.

Afición y jugadores siempre han ido de la mano. Hasta en los peores momentos ambos han remado en la misma dirección, sin embargo, el tema de Griezmann los ha dividido. La plantilla está del lado del jugador, mientras la hinchada rojiblanca se ha posicionado en su contra como demostraron los pitos al francés cuando fue sustituido a 14 minutos del final del derbi.

Las últimas declaraciones de Antoine han suscitado mucha polémica y su rendimiento tampoco acompaña. Se ha juntado todo y la afición ha estallado. Lleva ocho partidos sin marcar. La última vez que vio portería fue frente al Chelsea en Champions el pasado 27 de septiembre, hace casi dos meses, y de penalti. Ante el Real Madrid el Metropolitano dijo basta tras una jugada que suscitó el murmullo de la grada. Minutos antes de ser cambiado recibió el balón en la frontal y en vez de encarar al defensor se paró y la pasó atrás.

Esa jugada fue la sentencia para el 7 del Atleti. Acto seguido llegaría la pitada. No han aguantado más. Sus palabras diciendo que sueña con jugar con Neymar y Mbappé acompañadas de su rendimiento sobre el césped han dado paso a la polémica. Lo cierto es que este fuego viene de lejos. Todo comenzó en verano cuando se dejó querer por el Manchester United antes de saber si el Atlético podría fichar o no. Una vez conocida la ratificación de la sanción el jugador decidió quedarse, pero la afición perdona pero no olvida y ahora se lo están haciendo pagar.

No es habitual ver este tipo de reacciones entre la afición rojiblanca, siempre apoyan y alientan a los suyos como los que más, pero la situación ha llegado a un punto insostenible. Su actitud frente al Madrid no fue mala, pero esa jugada ha provocado la reacción de la grada que respondió con pitos como símbolo de su indignación con el francés.

La plantilla está con Griezmann

Pese a la reacción de la hinchada, jugadores y cuerpo técnico han cerrado filas en torno al delantero. «En el vestuario estamos todos con Griezmann», dijo Saúl en zona mixta.  Mientras el Cholo aseguró que «bancamos a muerte todos los de la familia». Las preguntas sobre los pitos al francés fueron protagonistas tras el choque pero todos salieron en defensa de su compañero.

Por si había alguna duda Juanfran, uno de los pesos pesados del vestuario, lo dejó muy claro: «Estamos a muerte con Griezmann». No dudan de que en cuanto vuelva a la senda del gol -lleva tres en 14 partidos- «se alejarán los fantasmas». Todo el vestuario está con su compañero y están convencidos de que volverá a ser el de siempre. Respetan a la afición pero comparten su opinión.

Esta diferencia de opiniones ha generado una división entre grada y jugadores que coincide con el peor momento de la temporada del equipo. Todavía no han perdido en Liga pero están a 10 puntos del Barça, mientras en Champions ya no dependen de sí mismos para pasar a octavos. Por primera vez desde que llegara el Cholo al banquillo el Atleti puede no superar la fase de grupos de la Liga de Campeones.

El miércoles tienen otra final contra la Roma en el Metropolitano, donde solo vale ganar y esperar una ayuda del Qarabag. Para ello necesitan el empuje de la afición que, a buen seguro, llenará las gradas y será el jugador número 12 para intentar llevar en volandas a su equipo hacia su primera victoria europea de la temporada y de la historia del Wanda Metropolitano en la competición.

Lo último en Deportes

Últimas noticias