El español alertó con sus declaraciones en Roma

Así es la lesión crónica en el pie de Nadal: la enfermedad de Müller-Weiss

Rafael Nadal sufre una lesión crónica en el pie, la enfermedad de Muller-Weiss, que le limita su actividad sobre la pista. El tenista español se refirió a su dolencia tras superar la segunda ronda del Open de Australia y ahora, tras caer en el Masters 1.000 de Roma

Nadal: «El dolor era una locura, algún día mi cabeza dirá basta»

El vídeo de Nadal que enciende todas las alarmas antes de Roland Garros

Nadal: «Tengo el escafoides partido por la mitad, la lesión no tiene solución»

Nadal lesion
Nadal, en el Open de Australia. (Getty)

«Con el escafoides partido por la mitad es difícil que la lesión esté olvidada. Esto es una verdad como un templo y no va a estar olvidada por el resto de mi vida». Esta afirmación, categórica, de Rafael Nadal, provocó que su victoria en la segunda ronda del Open de Australia pasara a un segundo plano para hacer saltar las alarmas sobre su estado físico. La lesión o enfermedad de Müller-Weiss permanece con el mejor tenista español de la historia, pero Nadal, pese a sus palabras, podrá seguir compitiendo mientras tenga domada esta dolencia crónica.

Después de su anunció en agosto de 2021 de no competir en lo que restaba de temporada, la enfermedad de Müller-Weiss, también conocida como osteocondritis del escafoides, regresó al primer plano por su vínculo con Nadal. Varios meses de baja permitieron a Rafa, junto a su equipo, establecer un plan conservador para neutralizar una lesión que para muchos está olvidada pero no para el jugador, que se encargó de recordar su gravedad.

«Lo demás es engañaros a vosotros y engañarme a mí. Tengo un problema que no tiene solución ahí debajo. Otra cosa es que me pueda dejar competir con más o menos garantías y eso es lo que estamos intentando. Es demasiado poco bagaje para tener una conclusión clara», afirmó tras vencer a Hanfmann.

Esta lesión volvió a hacerle sufrir durante su partido de octavos de final del Masters 1.000 de Roma ante Shapovalov, donde terminó cayendo eliminado. «Es un dolor permanente. Algunas veces más y otras veces menos, pero lo de hoy ha sido una locura. Sentí mucho dolor en el pie. Algún día mi cabeza dirá basta. Ir a Roland Garros sigue siendo mi objetivo», reconoció al acabar el partido.

Las imágenes de Nadal sufriendo dentro de la pista, con evidentes gestos de dolor, han hecho saltar todas las alarmas de cara a Roland Garros: «No estoy lesionado, estoy conviviendo con una lesión. Mi día a día es muy difícil. Juego para ser feliz. Me gusta jugar, me gusta competir, pero vivir con dolor duele mucho desde diferentes puntos de vista. Espero que mi pie me permita jugar».

Una lesión que arrastra desde los 18 años

La lesión de Müller-Weiss lleva con Nadal desde el año 2005, en el que ganó su primer Roland Garros, y como él mismo se ha encargado de confirmar en más de una ocasión, es una dolencia que no le impedido desarrollar todo su potencial hasta el momento. Sin embargo, la convivencia se hace complicada en los tramos en los que la osteocondritis ataca con más fuerza, obligando a uno de los jugadores más duros de la historia a parar y resetear para mermar el dolor.

Nadal nunca ha escondido su lesión e hizo una de sus declaraciones más contundentes en el programa Mi Casa es la Tuya, en 2020, cuando contó cuál fue su primer contacto con esta enfermedad, retrotrayéndose a la resaca de su victoria en el Mutua Madrid Open en 2005. «Al día siguiente de salir campeón me levanté cojo: tenía una pequeña enfermedad del escafoides, que al ser más fino se partió por la mitad. Tengo aquel bulto que es aquella zona separada».

Una lesión crónica y la mala suerte de Nadal

La enfermedad de Müller-Weiss es considerada como una enfermedad rara, que no cuenta con estudios a nivel mundial de gran calado debido a sus escasos afectados. Los médicos especialistas de pie, de hecho, consideran que la detección de la osteocondritis del escafoides es complicada si no se trata de un experto en la materia. Nadal, dentro de su mala suerte, cuenta con la fortuna de poder acudir a especialistas de primer nivel que han dado con un tratamiento para alargar su carrera deportiva a cotas insospechadas, pero su actualidad le remite a ir día a día y ver si el pie le permite o no seguir compitiendo al máximo nivel en los próximos meses y años.

Lo último en Deportes

Últimas noticias