Ola de frío

Trucos y consejos para sacar el coche de la nieve

Pasos para que puedas sacar tu coche atascado en la nieve sin que se resientan las ruedas o incluso la transmisión del coche.

Última hora de las consecuencias de la Borrasca Filomena y la ola de frío en España

coche nieve
Los pasos a seguir para sacar el coche de la nieve

La borrasca Filomena que pasó por España hace tan solo unos días, así como la actual ola de frío que estamos sufriendo, especialmente en el centro peninsular, ha provocado que sean muchas las personas que siguen teniendo su coche enterrado bajo la nieve o de hecho, que su coche esté atrapado en la nieve por lo que a la hora de ir a sacarlo sea necesario saber bien qué pasos se deben dar para conseguir no solo que el coche arranque y pueda moverse, sino que además, evitemos cualquier tipo de patinazo, debido a la nieve convertida ahora en hielo en muchas calles tanto de Madrid, como de otras zonas de nuestro país.

Trucos y consejos para sacar el coche de la nieve

coche nieve

Con todos los días de nieve que llevamos acumulados, muchos ya se habrán convertido en expertos frente al hecho de saber cómo caminar sobre la nieve o el hielo para evitar resbalones o cómo mover el coche, pero en el caso de haber decidido quedarte en casa durante lo peor del temporal y salir ahora a comprobar cómo está tu coche, seguro habrás tenido que apartar toda la nieve acumulada y hielo con la ayuda de un rascador y soluciones como una mezcla de agua y alcohol (nunca agua caliente). Una vez tengas el coche «desenterrado», llegará el momento de ponerse en carretera, pero puede que pasemos por una zona todavía muy nevada y que de repente el coche se quede atascado entonces ¿Cómo sacar el coche de la nieve? sigue los trucos y consejos que te enumeramos a continuación:

Comprueba el porqué del atascamiento

El primer paso para liberar tu coche de la nieve es comprender por qué está atascado en primer lugar. Por lo general, los vehículos quedan atrapados porque no tienen tracción. La nieve y el hielo evitan que sus neumáticos entren en contacto con el pavimento, dejando que las ruedas giren sin rumbo fijo. Recuperar la tracción es la clave para la libertad.

No hagas girar tus ruedas

Una vez que las ruedas comienzan a girar, es oficial: estás atascado. Pisar a fondo simplemente será todavía peor. Es hora de salir del coche de forma segura y evaluar su situación.

Limpia el tubo de escape

Esto es importante. Si el tubo de escape del coche está bloqueado por nieve y hielo, será imposible seguir adelante. Eso podría hacer que el hielo se filtre de regreso a la cabina, el último lugar donde deseas una nube de monóxido de carbono potencialmente fatal.

Quita la nieve alrededor de las llantas

Ya sabemos que la nieve es enemiga de la tracción. No te quedará otra que coger una pala (o cualquier otra cosa que te sirva, como una rama) y darle a la nieve debajo de tus ruedas. Si hay hielo, haz todo lo posible por romperlo. Si consigues ver el pavimento, es probable que tus neumáticos tengan la tracción que necesita para liberarse. (Si hay mucha nieve debajo del chasis, también tendrás que quitarla). La mayoría de las veces, cuando se quita la nieve que obstruye el movimiento y fijación de las ruedas, se consigue salir.

Pon el coche en segunda

Si tu coche es manual, ponlo en segunda marcha antes de intentar desatascarlo. Esto reducirá la velocidad de las ruedas, lo que les dará más posibilidades de «morder» el suelo cubierto de nieve o hielo.

Usa arena para gatos o un tapete ganar tracción

A veces, no será posible quitar toda la nieve y el hielo debajo de los neumáticos. Eso significa que tendrás que encontrar otra forma de conseguir tracción. Intenta colocar un poco de arena para gatos o poner un tapete debajo de las ruedas, lo que podría darle el agarre suficiente. Otra opción cuando el coche tiene problema para salir por estar atascado en el hielo, es colocar una rama delante de las ruedas para que pueda servir para «impulsar» el coche y moverse hacia delante.

Derrite el hielo con sal

Usar sal de roca es clave para evitar que la nieve se quede acumulada, pro también te va a servir para derretir el hielo debajo de tus neumáticos. La sal de mesa también funcionará en caso de apuro. Si no tienes ninguno de los dos tipos de sal, prueba con líquido limpiaparabrisas o anticongelante. Pero cuidado con este último. A las mascotas les gusta beber anticongelante, que es tóxico, así que úselo en un lugar donde no se acumule.

Deja salir un poco de aire de los neumáticos

Bajar la presión de los neumáticos hará que se bajen, poniendo más caucho en contacto con el suelo. Eso debería darte un poco más de agarre. Pero ten cuidado, especialmente si no tienes una bomba de neumáticos a mano. Lo último que quieres cuando estás atrapado en la nieve es ir con una rueda deshinchada.

Gira tus ruedas

Si tienes un automóvil con tracción delantera, gira el volante de izquierda a derecha repetidamente. Esto cambiará el lugar en el que los neumáticos están tocando el suelo y, con suerte, llegarán a un punto con un poco más de tracción.

Mueve el coche con mucho cuidado

Por último te aconsejamos no empeñarte en intentar mover el coche a la fuerza.  Al cambiar rápidamente entre avance y retroceso, puedes mover el automóvil hacia adelante y hacia atrás, lo que a veces te brinda suficiente impulso para salir. Pero esos cambios rápidos de marcha, especialmente cuando se combinan con mucha gasolina, pueden ser perjudiciales para la transmisión de tu automóvil. ya que puedes hacer que se queme fácilmente. Si está realmente atascado, se recomienda simplemente llamar a asistencia en carretera.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias