Naturaleza

Cómo espantar a las abejas sin matarlas: trucos, consejos y repelentes naturales

Espantar abejas
Abeja

Las abejas son insectos molestos (de igual forma que sucede con las avispas o avispones) dado que en el caso de una picadura, son dolorosas. Pero son también beneficiosas para los ecosistemas, de modo que debemos procurar deshacernos de ellas con métodos naturales sin matarlas y tampoco, hacer daño medio ambiente. Veamos cómo lo podemos espantar a las abejas son provocarles ningún daño.

Cómo espantar a las abejas sin matarlas: trucos, consejos y repelentes naturales

Especialmente en el período de verano, los insectos pueden ser realmente molestos: entre el zumbido y el miedo a las picaduras, corremos el riesgo de querer acabar con las abejas con un manotazo. A continuación explicamos cuáles son los remedios naturales más efectivos para ahuyentar abejas sin generar daño ambiental y los consejos para evitar picaduras y pasar un día al aire libre en total tranquilidad.

Remedios naturales

El café es uno de los remedios naturales más eficaces para mantener alejadas a las abejas, así como a las avispas, avispones, chinches y otros insectos. Su aroma fuerte e intenso es tan agradable para los humanos como insoportable para las abejas y las avispas.

Basta con colocar un poco de polvo de café molido en un pequeño recipiente ignífugo, como un cenicero, un candelabro o un recipiente de aluminio, prenderle fuego y dejar que suelte su humo particularmente espeso y fragante. Es un método simple y seguro, que puedes usar en el alféizar de una ventana o en el jardín, para que puedas disfrutar del aire libre en paz.

Entre los remedios naturales «caseros» también encontramos el ajo, que una vez añadido en polvo al agua del spray con el que se riegan las plantas, ahuyentará abejas, avispas y otros insectos.

Otro remedio eficaz para espantar a las abejas es almacenar cáscaras de pepino y colocarlas en el jardín o en los alféizares de las ventanas.

Otros remedios naturales, que son además más fragantes que los anteriores, son las plantas y aceites esenciales: la esencia de laurel, aceite de eucalipto y aceite de lavanda tienen un alto poder repelente, así como la citronela, geranio , alcanfor, laurel y albahaca. Puedes cultivarlas en el jardín, en la terraza o en los alféizares de las ventanas, o añadir unas gotas de aceite esencial a cada estancia de tu hogar en los difusores para ambientes.

Además, también puedes aplicar unas gotas de estos aceites esenciales en la ropa, la piel o el pelaje de tus mascotas, para mantener alejados a los insectos.

Finalmente, otros remedios útiles para mantener alejadas a las abejas y otros insectos, son el alcanfor o las bolas de naftalina, que se pueden colocar dentro de bolsas colocadas en puntos estratégicos, como puertas o ventanas.

abejas

¿Por qué pican las abejas?

Cuando las abejas pican, lo que hacen es clavar un aguijón con púas en la piel de su víctima. El motivo por el que se inflama la zona es porque el veneno de la picadura contiene proteínas que afectan al sistema inmunitario y a las células cutáneas.

Existen más de 200.000 especies de abejas en el mundo, y la picadura de cada una de ellas es distinta. Aunque en la gran mayoría de casos la picadura de una abeja se cura sin complicaciones, para las personas alérgicas puede ser mortal.

Por lo general, las abejas sólo pican si se sienten amenazadas o en peligro. Una vez han picado, se desprenden del aguijón, lo que les impide retomar el vuelo posteriormente. Este es el motivo por el que casi todas las abejas muere después de picar a su víctima.

¿Cómo evitar las picaduras?

Como resulta lógico, hay que mantenerse alejado de panales de abejas y nidos de avispas ya que estos insectos pican cuando se sienten amenazados de alguna manera.

Por complicado que parezca, si se posa sobre ti una abeja, tienes que permanecer lo más quito posible. Si pasados unos segundos no se va, muévete muy lentamente, sin realizar ningún movimiento brusco porque podría asustarse y picarte.

Además, si vas a salir al campo en verano, evita llevar ropa de colores llamativos. Tampoco es una buena idea que utilices perfume o colonia porque las abejas se sienten atraídas por los olores fuertes.

¿Qué hacer si te pica una abeja?

Lo primero que debes hacer ante una picadura es aplicar hielo en la zona. Si no estás en casa y no tienes hielo a mano, también vale un trapo humedecido en agua fría.

Existe la creencia de que es recomendable aplicarse barro en la picadura de abeja, pero es un falso mito. Aunque es cierto que reduce el tamaño de la picadura y alivia en cierta medida el dolor, también aumenta el riesgo de infección.

Lo más recomendable es acudir al médico para que extraiga el aguijón. No intentes hacerlo en casa porque si no lo haces bien, sólo conseguirás introducir más veneno en tu organismo y extender la picadura. Tendrás que tomar antihistamínicos antiinflamatorios.

¡Ahora ya conoces los mejores trucos para espantar a las abejas y qué debes hacer si alguna te pica!

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias