Cerveza

¿Por qué la cerveza sin alcohol lleva alcohol?

Cerveza sin alcohol
cerveza sin alcohol

La cerveza es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo. España es el segundo país a nivel global donde más cerveza se bebe: 417 cervezas por habitante al año de media. Según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios, el consumo de cerveza sin alcohol se ha disparado en los últimos años, y a día de hoy el 14% de todas las cervezas que se consumen en nuestro país son «sin». Los expertos señalan que este cambio de tendencia se debe a las mejoras en la calidad de esta bebida, cuyo sabor es cada vez más parecido a la cerveza con alcohol, y a una creciente preocupación por la salud.

Sin embargo, lo que muchos consumidores desconocen es que en realidad la cerveza sin alcohol lleva alcohol, por contradictorio que parezca.

Según la normativa vigente, este tipo de bebidas pueden tener hasta un 0,9% de alcohol como máximo. La OCU ha realizado un exhaustivo análisis al respecto, y ha comprobado que las cervezas sin alcohol tienen de media un volumen de alcohol del, 0,7%.

Si lo que realmente quieres es evitar completamente el alcohol, entonces debes elegir una cerveza 0,0, que sí está libre de alcohol.

Elaboración

Porlo tano, no es lo mismo una cerveza sin que una 0,0. En lo que respecta al proceso de elaboración, hay dos métodos para conseguir una cerveza sin alcohol:

  • Existe la posibilidad de controlar la cantidad de alcohol obtenido durante el proceso de fermentación. Se puede reducir el alcohol deteniendo este proceso o sometiendo la fermentación a una temperatura que impida el desarrollo de la levadura para la producción de alcohol.
  • El otro método consiste en que, una vez la cerveza ya está elaborada, calentarla hasta llevarla a ebullición. El punto de ebullición del alcohol es más bajo que el del agua, así que se evapora primero.

Cervezas al día

Varios estudios han demostrado que la cerveza tiene beneficios interesantes para la salud. Sin embargo, al igual que ocurre con cualquier otro alimento o bebida, tomar esta bebida en exceso no es bueno.

Según el estudio ‘Consumo moderado de cerveza y sus efectos en la salud cardiovascular y metabólica: una revisión actualizada de la evidencia científica reciente’, los hombres pueden tomar dos cervezas diarias y las mujeres una.

El CSIC recuerda que este consumo debe repartirse de esta manera a lo largo de la semana.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias