Naturaleza

Cuándo y cómo se descubrió el fuego

El fuego fue el germen de incontables avances posteriores que, junto con los comienzos de la escritura y la rueda, han construido las sociedades tal y como las conocemos hoy. ¿Cómo se descubrió?

fuego
Cuándo se produjo el descubrimiento del fuego
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Aunque el descubrimiento y posterior dominio del fuego se llevó a cabo de una forma bastante gradual, lo cierto es que supuso el mayor descubrimiento del hombre en la edad prehistórica. Conozcamos más ahora sobre cuándo y cómo se descubrió el fuego.

Cuándo y cómo se descubrió el fuego

Durante un largo periodo de tiempo, la ciencia consideró que el hombre había descubierto el fuego hace más de 500.000 años durante la la época del Homo erectus con un desarrollo durante la época del Homo sapiens. Sin embargo las investigaciones más recientes de restos o vestigios de fuego hallados en África han evidenciado que el fuego podría tener un origen mucho más antiguo sin que se haya podido determinar, si se descubrió como siempre se ha creído a partir del roce de materiales como la piedra o la madera, o debido a que se aprovechó el fuego a partir de un incendio natural.

Los vestigios más antiguos del descubrimiento del fuego

Como decimos, en África se han hallado vestigios de fuego mucho antes de lo considerado hasta hace poco. De hecho se han encontrado huesos que habían sido quemados y sedimentos que se habían calentado y que tendrían más de un millón de años.

En cuanto al dominio de este elemento, parece que esto se produjo hace 800.000 años a partir de los restos hallados en el yacimiento de Gesher Benot Ya’aqov en Israel si bien fue aquí donde se han encontrado pequeños refugios a partir de madera quemada y pedernal cortado y restos de comida que habrían sido quemados o cocinados en el fuego.

El uso de cocinas o de «chimeneas» para alimentarse en cambio, datan de hace unos 400.000 años, mientras que la obtención de lumbre parece que se solían conseguir a partir de la fricción de trozos de madera. El primer «encendedor» o chisquero sin embargo, dato de hace «tan solo» 35.000 años. Una mecha que se creó a partir de pequeños trozos de sulfuro de hierro que generaban chispas al chocar contra una roca, haciendo que se pudieran encender hogueras.

El fuego y la evolución de la humanidad

El fuego supone una clara  evolución de la humanidad, hasta el punto de favorecer que surgiera el hombre moderno. Gracias a su descubrimiento y posterior dominio, el hombre ya no dependía tanto del sol o de las horas de luz. Podía salir de noche a cazar y ampliar su alimentación, que además comenzó a estar marcada por la cocción y cocinado de todo tipo de animales y plantas.

También permite también almacenar y conservar mejor los alimentos, propiciando de este modo que el hombre se expanda y pueda descubrir nuevos alimentos.

No nos olvidemos de como el fuego influyó también para la construcción de todo tipo de armas, así como los primeros objetos de metalurgia y benefició o propició también la agricultura.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias