Una historia tan increíble como cómica

¡Increíble! Arrestan a un hombre en la India por el olor de sus pies

pies
La historia más extraña jamás vista en un autobús

"Huele a queso", "estás podrido", "atufas a veneno", "¿estás intentando cazar ratones?"… Muchas son las expresiones que utilizamos cotidianamente para definir el olor a pies. En muchas ocasiones, el sudor o la falta de respiración de nuestras extremidades genera un hedor nauseabundo que puede generar desde risas a problemas entre tus allegados. Pero… ¿el olor de tus pies puede generar que te arreste la policía? Pues parece ser que en la India no se andan con chiquitas. Te lo contamos.

Un olor denunciable

pies
Un tufo imposible de aguantar

Seguramente hayas tenido que realizar alguna vez un viaje largo y cuando parece que has cogido la postura perfecta y tus pies reposan sobre el asiento delantero, llega el típico pasajero de última hora y te fastidia el plan. Pero no solo eso, sino que se quita los zapatos y aparece ese olor infernal que inunda todo el vagón y acaba con tu paciencia. El olor a queso roquefort se vuelve insoportable y no te queda más remedio que cambiarte de asiento. Pues bien, parece ser que en la India se toman este tipo de actos de una forma mucho más severa. Parece una broma, pero un hombre acabó arrestado por el olor de sus pies.

El trayecto en autobús entre el estado del Himalaya y Himachal Pradesh no es especialmente uno de los más confortables. Un viaje de 8 horas, sin descansos y con la compañía de unos asientos que parecen haber sido creados para los espectáculos de un Fajir. Sin embargo ninguno de los males fue comparable con el olor de los pies de un pasajero que parecía no prestar atención a la bomba fétida corporal en la que se había convertido. Una situación que no pasaron por alto la mayoría de los pasajeros pidiendo que guardara sus "barcas" o que al menos colocara sus extremidades en la mitad del pasillo. No obstante, el hombre no atendió a razones provocando una pelea con los demás pasajeros que desencadenó un arresto y el posterior traslado a comisaria.

Los policías, atónitos ante tal espectáculo, preguntaron cuál era el motivo por el que había comenzado todo, ya que el pasajero aseguraba que nada tenía que ver con el olor de sus pies y más bien con un tema de prejuicios. Finalmente, este hombre decidió tomar medidas legales contra la compañía y algunos de los pasajeros que viajaban junto a él. Parece ser que el hedor era tan fuerte que había acabado con su capacidad olfativa. Eso o que no quería admitir su falta de higiene. Juzguen ustedes mismos.

Lo último en Curiosidades