Calor

La mejor forma para enfriar tu casa sin aire acondicionado

enfriar casa
Descubre cómo enfriar la casa si no tienes aire acondicionado

Las altas temperaturas pueden hacer que nuestro día a día se conviertan no sólo en toda una pesadez, sino también en un riesgo y peligro para la salud, de modo que en verano, todos corremos a encender el aire acondicionado, pero viendo cómo el precio de la luz ha estado por las nubes últimamente, si deseas ahorrar en su consumo o no tienes posibilidad de contar con un aire acondicionado en casa, nada como recurrir entonces a los trucos que ahora os desvelamos y que serán la mejor forma para enfriar tu casa sin aire acondicionado.

La mejor forma para enfriar tu casa

Ya durante el mes de junio, las altas temperaturas se han convertido en las grandes protagonistas de nuestro día a día. Si no tienes aire acondicionado y tu casa parece un horno, no te preocupes porque hay trucos muy efectivos para enfriar la casa sin aire acondicionado.

Ventilador con hielo y sal

Este es uno de los trucos para enfriar la casa sin aire acondicionado más sencillos y efectivos que existen. Si tienes un ventilador de pie o de mesa, ¡no te preocupes por no tener aire acondicionado!

Lo que tienes que hacer es colocar un cuenco de metal con hielo y un buen puñado de sal gruesa justo delante del ventilador, dirigiendo el aire hacia el interior de la estancia. La humedad que desprende el hielo hará que la habitación esté mucho más fresca.

Controla el calor y la luz

El calor y la luz entran por las ventanas. Al abrir la ventana por la noche, refrescas la habitación. Durante el día, desea mantener la mayor cantidad de calor posible afuera. Oscurecer la casa con cortinas o persianas enrollables puede ayudar a regular la temperatura interior. Si estás de viaje, cierra las ventanas antes de salir de casa.

Utiliza bombillas LED

Las bombillas LED son las mejores para ahorrar electricidad. Además, desprenden muchísimo menos calor que las halógenas cuando están encendidas. Así que, ¡doble motivo para apostar por ellas!

De todas formas, debes reducir al mínimo el uso de la iluminación artificial en verano. Los electrodomésticos que puedas evitar utilizar por el día, como el lavavajillas o la lavadora, mejor ponlos en marcha por la noche.

Desenchufa tus dispositivos electrónicos

Los televisores, los reproductores de DVD e incluso los cargadores de iPad emiten una pequeña cantidad de calor. Desenchufa todo antes de irte a la cama. Reducir hasta la más mínima fuente de calor puede marcar una gran diferencia y ayudar a enfriar el ambiente. Este buen hábito porque además tiene el doble propósito de bajar la temperatura y limitar el consumo de energía .

Usa sábanas y almohadas refrescantes

Las fibras naturales como el algodón o el lino tienen un tejido más suelto que los materiales sintéticos. Esto significa que permiten que el aire y la humedad se alejen de tu cuerpo y lo mantengan fresco. Si tu colchón te da mucho calor, una funda de colchón refrescante para los meses de verano puede ayudar a mejorar su transpirabilidad . Cuando viajes, es posible que deba llevar una almohada hecha de tela y relleno (como el trigo sarraceno) que permita que el aire pase libremente y mantenga una temperatura baja.

Riega las plantas por la noche

¿Sabes cuál es el mejor momento para regar las plantas? Tanto si las tienes en la terraza como en el interior de la vivienda, lo ideal es hacerlo por la noche porque absorben muchísimo mejor el agua.

Además, la humedad de la tierra ayuda en gran medida a refrescar el ambiente ya que disminuye la temperatura de los muros exteriores.

Prepárate para una noche cálida antes de acostarte

Si todavía sientes calor, haz algunos arreglos para refrescarte a medianoche. Trata de mantener un vaso de agua helada en tu mesita de noche para hidratarte durante la madrugada. También puedes dejar una palangana con agua fría en el suelo para que puedas remojar tus pies cuando el calor se vuelva insoportable.

Estos son los principales trucos para refrescar la casa de manera sencilla. Nuestros antepasados ​​se han enfriado durante generaciones sin acondicionadores de aire, así que nosotros también podemos hacerlo.  Recuerda bajar las persianas y cerrar las ventanas durante las horas centrales del día.

Con los trucos señalados y un poco de preparación, por fin podrás disfrutar de un buen descanso incluso en verano.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias