LE ATRIBUYE UN SUPUESTO DELITO DE IMPRUDENCIA GRAVE

La Guardia Civil ya investiga a un varón como presunto autor de un tercer incendio en suelo valenciano

Ver vídeo

La Guardia Civil investiga a un varón de 57 años cómo presunto causante del fuego forestal en la denominada Sierra del Caballo de la localidad alicantina de Petrer, según ha informado el propio Instituto Armado.La Guardia Civil le atribuye un presunto delito de imprudencia grave, supuestamente ocasionado tras arrojar presuntamente en el terreno los restos de las brasas de una barbacoa, que al parecer y siempre según esas fuentes, había realizado en su finca privada días antes.

El incendio de Petrer se declaró al mediodía del pasado 17 de agosto, cuando todos los esfuerzos en materia de extinción se concentraban en el fuego declarado en Vall d’Ebo, en la comarca alicantina de la Marina Alta, que ya ha sido dado por estabilizado tras asolar más de 12.000 hectáreas en un perímetro de 100 kilómetros cuadrados.

Fue en esos momentos, cuando se declaró otro en Petrer, a unos 100 kilómetros de distancia del de Vall d’Ebo. Este nuevo incendio, según la Guardia Civil, obligó a algunos de los efectivos empleados en la extinción del primero a dirigirse a sofocar el incendio de Petrer, que avanzaba a gran velocidad.

Ayer, jueves, agentes del equipo del Servicio de Protección de la Naturaleza de Alicante -Seprona- se dirigieron al escenario de los hechos junto al Grupo Operativo de Investigación de Incendios Forestales de la Consejería y localizaron, según la Guardia Civil, el punto exacto en que se inició el fuego, para realizar, a continuación, un estudio de cuál fue su evolución.

Según el relato de la Guardia Civil, una vez recabadas las pruebas y las declaraciones de los testigos concretaron que el incendio se inició supuestamente a consecuencia de los restos de carbón de una barbacoa. Según ese mismo relato del Instituto Armado, uno de los propietarios de la finca retiró las ascuas el miércoles y las arrojó al creer que se encontraban apagadas.

Sin embargo, sostiene la Benemérita, debido la sequedad de los matorrales y a la situación climatológica los restos se reactivaron. La Guardia Civil sostiene que el varón afirma que, aunque trató de frenar el avance vertiendo agua sobre las llamas con una manguera, no lo consiguió. Ahora, las diligencias instruidas por los agentes y los medios de pruebas recabados serán remitidos por el Seprona al Juzgado de Instrucción de Elda.

Lo último en España

Últimas noticias