Drogas, delincuencia y botellón movilizan a los barrios de Valencia contra la pasividad de Ribó

Botellones Valencia
Drogas, delincuencia y botellón movilizan a los barrios de Valencia contra la pasividad de Ribó

Delincuencia, droga y botellón movilizan a barrios enteros de Valencia contra la pasividad su alcalde, Joan Ribó (Compromís), y para protestar por la falta de agentes frente al grave problema que padecen.

El repunte de la droga, el aumento de la delincuencia, incluso con alguna pelea en plena calle y a la luz del día en la que se ha llegado a esgrimir arma blanca, y las interminables noches de un botellón que se mueve de un lado a otro de la ciudad han movilizado a los vecinos de los barrios de Valencia. Sobre todo, tres: Malvarrosa, Benimaclet y Orriols.

Están hartos de noches en vela, de pasar miedo y del insoportable ruido. De los olores, de los orines y de los vómitos. De aguantar borracheras y de calles anegadas de restos de la noche a primerísima hora de la mañana. De peleas y de trifulcas. Y también, de la droga. Consideran que el problema requiere una intervención urgente y decidida del alcalde. Y critican su pasividad y la falta de policía para evitar todo ello. E , incluso, reclaman la intervención de Sanidad, porque en algunos lugares denuncian que se trata de un problema de salud pública. Hay miles de vecinos afectados, pues sólo en estas tres zonas habitan más de 60.000 almas. La inacción de Ribó y la falta de agentes para garantizar la seguridad de día y de noche son las dos quejas más repetidas.

En Malvarrosa, una de las zonas más conocidas de Valencia, miles de personas se movilizaron el jueves para reclamar más seguridad y otra serie de medidas frente al creciente problema de la venta de droga. Una concentración que se repetirá en un par de semanas, el 4 de noviembre, si no se dan soluciones. No es la primera vez que esta barriada de Valencia sale a la calle. Ni que reivindican la búsqueda de soluciones. La pasada semana, los vecinos se reunieron con Ribó. La cita dio pie a otra que, en teoría, se producirá cuando el alcalde de Valencia los llame para dar soluciones.

En Benimaclet han sufrido el problema los últimos fines de semana. Hoy, estaba prevista una reunión con el Partido Popular. Según algunas fuentes, los ‘botelloneros’ cambian de zona en función del incremento policial en el lugar en que se reúnen. Si la Policía toma medidas en una plaza o barrio de Valencia, buscan otro. Por tanto, la solución que se necesita es global y pasa por el incremento del número de agentes locales, que desde 2015 se ha reducido en 192.

En Ciudad Jardín, los vecinos, a través de las redes sociales de su asociación, han propuesto llevar a cabo una cacerolada en toda la ciudad para protestar contra el botellón y el ruido. Consideran que es un problema de salud pública y han solicitado la intervención tanto del Ayuntamiento como de Sanidad. No pueden dormir. Además, han planteado ir al Juzgado para solicitar medidas contra lo que, a su juicio es el origen del problema en la zona: el exponencial aumento de licencias de bares y terrazas desde hace 14 años y que ahora se ha agravado más. Denuncian que miles de jóvenes se congregan en los botellones, sin que el Ayuntamiento, y por tanto su alcalde, Joan Ribó, lo solucione.

En Orriols, hace apenas 48 horas, los vecinos denunciaron una pelea multitudinaria a plena de luz del día en una de las calles del barrio donde, al parecer, ya ha habido otras anteriores.  Según dijeron, uno de los participantes en esa trifulca callejera llegó a esgrimir un machete. En los últimos días, los vecinos, que han constituido la plataforma plataforma ‘Orriols en lucha’, exportada también a redes sociales para dar más visibilidad al problema y la falta de soluciones, recordaron que se había cumplido un mes desde su reunión con Ribó y que en ese tiempo «nada ha cambiado». Reclaman, entre otras cosas, la implantación de una comisaría y, a la vez, plantean realizar una concentración al mes en plena calle, seguida de una serie de actos para que la vía pública sea ocupada por los vecinos y no por los violentos.

 

Lo último en Alicante

Últimas noticias