Cuidados del bebé

¿Por qué el culito del bebé se irrita y cómo solucionarlo?

culito bebé irrita
Descubre las razones por las que se irrita el culito del bebé y cómo aliviar

La llegada de un bebé siempre trae alegría e ilusión, pero también se desarrolla un instinto constante de preocupación para que al recién nacido no le pase nada. Sin embargo, algunas situaciones parecen insalvables o de hecho suelen ser bastante comunes en todos los bebés. Es el caso de ver cómo su trasero está completamente rojo. ¿A qué se debe? Veamos ahora ¿Por qué el culito del bebé se irrita y cómo solucionarlo?.

¿Por qué el culito del bebé se irrita?

Hay varias razones por las que un culito del bebé se irrita, y no necesariamente es por descuido o falta de higiene, al contrario. En algunos casos el enrojecimiento es transitorio y desaparece con el cambio de pañal , en otros casos es persistente y puede convertirse en algo más grave que requiere tratamiento. Entre las razones para la irritación podemos mencionar:

  • pañal : cuando este no se cambia a menudo
  • alergia de contacto : por ejemplo al propio pañal o a una crema
  • dieta de la madre : algunos alimentos ingeridos por la madre, que son demasiado ácidos, pasan a la leche
  • destete : Nuevamente, algunos alimentos pueden causar heces u orina más ácidas

Cómo reconocer la irritación del bebé

Hay varias etapas de enrojecimiento de las nalgas: inicialmente, de hecho, las nalgas del bebé se ponen precisamente rojas, más oscuras que el resto de la piel. Puede ocurrir cuando se mantiene demasiado tiempo el mismo pañal, lleno, a menudo por la mañana: la piel ha estado en contacto con la humedad de la orina durante muchas horas y por eso reacciona.

Otras veces, sin embargo, a pesar de los frecuentes cambios de pañales , la piel sigue apareciendo roja. Si no se interviene de inmediato o de la manera adecuada, es probable que tras el enrojecimiento la piel del bebé se irrite, se agriete e incluso se formen llagas. Esto es común en el caso, por ejemplo, de la diarrea : el culito nunca llega a secarse por completo y la acidez de las heces líquidas lo irrita aún más.

Cómo prevenir la irritación del culito del bebé

Si deseas evitar que tu bebé tenga el trasero rojo por las razones anteriores, puedes practicar algunas buenas reglas que mantendrán alejada la irritación tanto como sea posible. Entre estos, es particularmente importante:

  • Elige pañales de buena calidad: si tu hijo suele tener el culito rojo a pesar de cambiarlo con frecuencia, prueba con pañales de materiales orgánicos y biodegradables o lavables , para alternar con los clásicos.
  • No uses jabones fuertes, pero limpia los genitales y las nalgas con un aceite limpiador y luego enjuaga con agua.
  • Siempre seca bien, no dejes humedad residual.
  • Evita las toallitas , limitándote a usarlas fuera de casa y eligiéndolas de excelente calidad, libres de parabenos o irritantes.

Remedios para un culito irritado

Si, por el contrario, el «daño» ya está consumado, es decir, tu hijo ya tiene el culito rojo , además de poner en práctica los consejos anteriores y en particular cambiar el pañal a menudo, usar productos delicados y secar la piel bien; es posible que necesites ayuda, es decir, una crema especial . Las que son a base de zinc son excelentes , por ejemplo, pero es mejor preguntar a tu pediatra o farmacéutico en función de los síntomas de tu hijo: una cosa es tener el culito rojo, otra cosa es que ya tenga ampollas o, peor aún, pústulas .

También es de fundamental importancia acudir al médico si el enrojecimiento no pasa, si se ha extendido a otras zonas, si hay fiebre o ante la presencia de pústulas, burbujas, manchas y secreciones extrañas (puede ser, entre otras cosas , cándida).

Dolor en el trasero y dermatitis del pañal

En general, nalgas rojas y dermatitis del pañal son sinónimos, aunque generalmente por nalgas rojas nos referimos a las formas transitorias, quizás debido a un trastorno relacionado con la comida, la orina o las heces, o un pañal demasiado tiempo. En cambio, hablamos de dermatitis cuando el fenómeno es frecuente, repetido y debe resolverse drásticamente.

El culito enrojecido es un problema común para muchos bebés, especialmente cuando el pañal no se cambia con frecuencia. Se puede prevenir aplicando normas de higiene, pero si se repite con frecuencia es bueno hablar con el médico para entender por qué.

Lo último en Bebés

Últimas noticias