Placenta previa. Todo lo que necesitas saber

placenta previa

Diversos son los contratiempos y complicaciones que pueden surgir durante el embarazo y entre esos se encuentra lo que se da en llamar placenta previa.

¿No sabes qué es y qué características la definen? No te preocupes, te lo contamos todo a continuación así que prepárate para tomar nota.

¿Qué es y qué tipos existen?

placenta previa

La placenta previa es una complicación que se produce durante el embarazo que supone que la placenta se coloque sobre el cuello uterino o muy cerca del mismo, es decir, que se ubica más bajo de lo que sería normal.

Se establece que se presenta en uno de cada doscientos embarazos y suele hacer acto de aparición antes de la semana número 20. De la misma manera, es interesante conocer que son varios los tipos de placenta previa que existen:

  • Parcial, que es la que cubre el cuello uterino solo en parte.
  • Total, que es la que cubre por completo el mencionado cérvix.
  • Marginal, que es la que se produce cuando la placenta se halla cerca del mencionado cuello uterino pero no lo cubre ni obstruye.

Causas y síntomas de la placenta previa

En la actualidad, aún no se ha podido descubrir cuál es la causa responsable de que una mujer sufra durante su gestación la mencionada placenta previa. No obstante, no podemos negar que existen varios factores que se considera que propician la misma en una fémina. En concreto, nos referimos a estos:

  • Tiene antecedentes en su familia de placenta previa o incluso la ha sufrido en un embarazo anterior.
  • Es fumadora.
  • Está llevando a cabo lo que es un embarazo múltiple.
  • Cuenta con más de 35 años.
  • Ha presentado alguna anomalía en su útero.
  • De la misma manera, aumenta sus riesgos el hecho de haber recurrido a un tratamiento in vitro para quedarse en estado.

Además de conocer qué es, también es importante saber qué síntomas presenta la citada placenta previa. En ese caso, podemos determinar que entre los más significativos se halla el sangrado vaginal. No obstante, hay que ser conscientes de que, en algunas ocasiones, ese pasa a ser una hemorragia. Una situación que requiere acudir de manera urgente al hospital ya que, casi con toda probabilidad, se deberá optar por acometer una cesárea.

¿Qué riesgos trae consigo?

placenta previa

Por supuesto, en pro de conocer a fondo lo que es la placenta previa, tenemos que subrayar el hecho de que la misma trae consigo varios riesgos importantes. Riesgos en cuanto al tercer trimestre, ya que antes se considera que no es especialmente peligrosa.

Entre las consecuencias más relevantes de esta situación se hallan los siguientes:

  • Puede tener lugar una hemorragia que, como hemos mencionado, desemboque en una cesárea de urgencia.
  • El feto puede llevar a cabo un crecimiento anormal.
  • Cabe la posibilidad de que se produzca un parto prematuro.
  • No menos relevante es que también se corre el riesgo de que existan defectos de tipo congénito.

Medidas a tomar

Una ecografía o un ultrasonido son las pruebas que se realizan en pro de poder detectar la placenta previa. Si esta se encuentra antes de la semana 20 de embarazo, el doctor procederá a indicar las medidas a tomar:

  • Se le realizará un seguimiento más constante y exhaustivo a la paciente.
  • Cabe la posibilidad que le indique a la mujer que evite las relaciones sexuales.
  • De la misma manera, se le advertirá de que es importante que no realice grandes esfuerzos y que lleve una vida tranquila. Y es que así se evitará que pueda producirse un parto prematuro.

En el caso de que conforme vaya avanzando la gestación, la placenta previa siga estando presente y con más contundencia, el médico puede tomar otras medidas. Entre esas pueden estar desde el ingreso hospitalario hasta una transfusión de sangre, si ha tenido la paciente una fuerte hemorragia, e incluso el empleo de ciertos medicamentos como los corticoesteroides.

Más datos de interés

Además de todo lo expuesto, hay que tener en cuenta que las mujeres con placenta previa tienen más riesgos de que sus bebés nazcan con bajo peso o con algún problema pulmonar. De la misma manera, se debe saber que esas también poseen más posibilidades de sufrir lo que se conoce como placenta accreta.

Por supuesto, es interesante saber que no se pueden tomar medidas para evitar sufrir esta complicación durante la gestación. No obstante, se pueden reducir los riesgos de padecerla si se deja de lado el consumo de alcohol, tabaco y demás drogas.

¿Tomaste nota de todo lo expuesto?

Lo último en Bebés