Educación

Niños solos en casa: ¿a qué edad se les puede dejar?

Tener en cuenta la autonomía de los niños, su carácter, y también las circunstancias nos servirá para saber la edad adecuada en la que dejar solos a los niños en casa.

niños solos en casa
La edad adecuada para dejar a los niños solos en casa

Dejar solos a los niños en casa es un dilema que aqueja a muchos padres, que indecisos no saben si puede ser buena idea o no dejar a sus pequeños sin que ellos estén presentes. Tristemente se dan casos de padres que por motivos de fuerza mayor, no tienen otra que dejar a niños solos durante varias horas al día, o incluso niños que se encargan de sus hermanos menores, pero al margen de estos casos, llega un momento en la vida de todo padre o madre en el que se plantea la cuestión de ¿puedo dejar solos a los niños?.

Niños solo en casa: ¿a qué edad se les puede dejar?

niños solos en casa

Ciertamente no podemos decir que exista una regla, o que incluso exista una ley, al respecto de la edad más adecuada para dejar solos a los niños en casa. Cada niño y niña es un mundo y si bien los hay que desde bien pequeños son responsables y no tienen problemas de autonomía, otros en cambio son más dependientes o también se dan casos de niños traviesos de los que sabemos que a la mínima que estén solos van a portarse mal.

Si que podemos sin embargo establecer una serie de pautas o «reglas generales» que nos permitan poder guiarnos para que al dejar a los niños solos, estos puedan estar bien y seguros.

Qué dice la ley

Como decimos, no existe una ley en nuestro país que recoja la edad a partir de la cual los niños pueden quedarse solos, pero lo cierto es que el artículo 172 del Código Civil determina que se puede considerar como «situación de desamparo» la que «produce de hecho o a causa del incumplimiento, o del imposible o inadecuado ejercicio de los deberes de protección establecidos por las leyes para la guarda de menores, cuando estos queden privados de la necesaria asistencia moral o material».

¿Qué significa esto? Pues que si la ley considera que los padres han dejado desamparados a sus hijos, en este caso dejándolos solos en casa, puede darse lugar a una sanción que en casos más graves podría derivar en delito de cárcel e incluso perder la tutela de los niños.

A partir de lo señalado por el código civil, podemos pensar que la edad más conveniente para dejar a los niños será aquella en la que estos se pueden valer por sí mismos con mayor autonomía. Esta suele ser a partir de los 10-12 años y mucho más evidentemente, cuando los niños tienen ya 14 años, que de hecho es una edad en la que ellos mismos ya piden quedarse solos, o también suelen quedar con sus amigos.

Entonce, dependiendo de cómo sea nuestro hijo o hija, una buena edad para dejarles solos podrían ser los diez años, aunque sin que el tiempo sea demasiado largo o excesivo. De hecho, podemos comenzar dejando solos a los niños mientras vamos a la compra, o nos vamos a pasear a nuestra mascota y ver qué tal se desenvuelve estando solo o qué ha sentido.

Pensemos además que en nuestro país a partir de los 11-12 años, los niños ya empiezan el instituto y que la gran mayoría de ellos acuden a sus centros escolares solos, de modo que esta edad puede ser también un referente para que dejemos a los niños en casa sin nuestra presencia. Las variables a sopesar sin embargo en este tipo de elección son diferentes y nunca deben subestimarse

La edad adecuada

Como hemos dicho, la edad adecuada para dejar a un niño en casa solo durante un tiempo es alrededor de los 10 años . Por lo general, a esta edad los niños tienen la autonomía para ir a casa solos de la escuela o para recoger a su mejor amigo en casa para ir a jugar juntos al parque cercano. O, de hecho, esperar a la madre mientras ésta hace la compra .

Sin embargo, también es cierto que la edad adecuada , en este sentido, es absolutamente subjetiva y depende de muchas variables . Cada padre puede evaluar la oportunidad (o no) de dejar al niño solo en casa tomando en consideración el carácter, la predisposición , la seguridad pero también el deseo del niño. De hecho, hay niñas y niños que no se sienten dispuestos a esperar solos a sus padres en casa . Así como hay otros que saltan de alegría cuando mamá y papá les otorgan tal autonomía (y esta euforia también desencadena enormes preocupaciones en los padres ..).

Por eso, el primer paso es observar a tus hijos y hablarles , con extrema claridad y sinceridad .

La capacidad de comunicarse

Por otro lado, uno de los requisitos previos esenciales para dejar a un niño solo en casa es que exista la posibilidad de que se comunique en cualquier momento con sus padres y, posiblemente, de múltiples formas. Por supuesto, el teléfono es el primer medio útil. Entonces, una de las primeras cosas que se debe hacer es enseñar a los niños los números de teléfono de mamá, papá y abuelos .

Y guardarlos tanto en el teléfono de casa como en un móvil que se dejará  al niño. La tecnología nos será en este caso de gran ayuda aquí: a los teléfonos, les podemos sumar tabletas (configurándolas en la videollamada ) y PC para niños mayores. Además, los números de emergencia también deben saberse o al menos tenerlos apuntados y a la vista del niño.

Mientras esté ausente, aunque sea por muy poco tiempo, es bueno llamar al niño de vez en cuando para asegurarse de que la situación esté tranquila. En el caso de que este último no responda, es recomendable que se vaya a casa (aunque 9 de cada 10 veces no habrá escuchado el pitido del dispositivo) y, mientras tanto, pedirle a un vecino que vaya a comprobarlo inmediatamente.

Vecinos: un recurso inmediato

Aunque los vecinos suelen ser más una molestia que un recurso, en este caso pueden resultar muy útiles, si no providenciales. Por eso, si estás empezando a pensar en dejar a tus hijos solos en casa , es recomendable mantener una buena relación con los vecinos .

Y será bueno además tener la confianza de dejarles una copia de las llaves de tu casa cuando te vayas. De esta forma, tendrás un recurso extra para «vigilar» la seguridad del niño a distancia sin quitarle la autonomía y la posibilidad de experimentar.

Así como será útil explicar a los niños que, en caso de necesidad o dificultad (incluso mínima), pueden llamar a mamá y papá, y llamar a la puerta del vecino .

Dejar a los niños con hermanos

Dejar a un niño solo en casa las primeras veces es una cosa. Dejarlo en casa solo con un hermano o hermana menor a quien cuidar es otra. Esta última situación debe evitarse absolutamente . Primero que nada, porque es importante que el niño en un momento tan particular y nuevo tenga la oportunidad de pensar solo en sí mismo y luego porque un niño (no importa cuán responsable y autónomo sea) nunca podrá enfrentar con serenidad las emergencias de los demás. Y tiene todo el derecho a no poder hacerlo .

Si, por el contrario, tienes otros hijos mayores (por ejemplo, dejas a tu hijo de 10 años en casa solo con un hermano adolescente ), la situación cambia y, efectivamente, puedes contar con un recurso extra de «información».

Últimas consideraciones

En cualquier caso, es importante no dejar al niño solo por mucho tiempo sino solo por un corto período de tiempo , al menos las primeras veces si aún es pequeño (10-11 años) y nunca por la noche o en lugares aislados .

También es bueno explicar a los niños que, en ausencia de mamá y papá , debe mantenerse alejado de: ventanas, balcones , terrazas, fuegos, gas, aparatos eléctricos (excepto televisores y otros dispositivos electrónicos) y objetos cortantes o potencialmente peligrosos ( explicando todo claramente).

Por ello, es importante dejar al alcance de los niños : teléfonos, agua, cualquier snack o merienda.

Lo último en Bebés

Últimas noticias