Embarazo

La importancia del magnesio en el embarazo

El magnesio permite regular la hipertensión que se puede sufrir en el embarazo y también regula los estados de ánimo de modo que debemos tomarlo a través de alimentos, como los frutos secos.

magnesio embarazo
Por qué el magnesio es tan esencial en el embarazo

Muchos son los nutrientes y las vitaminas que las mujeres deben tomar durante el embarazo, principalmente a través de la alimentación, con el fin de garantizar el buen desarrollo del bebé en la barriga. En esta ocasión, nos centramos en el magnesio que es un mineral fundamental para la salud del organismo, pero que además, cobra especial importancia durante el embarazo. Veamos el por qué y cómo tomarlo.

La importancia del magnesio en el embarazo

magnesio embarazo

El Magnesio es importante para muchas funciones corporales: interviene en la formación del esqueleto, regula las contracciones musculares, la síntesis de proteínas, el metabolismo de carbohidratos y lípidos, la presión arterial, la transmisión de impulsos nerviosos, la actividad enzimática y coagulación sanguínea; fortalece el esmalte dental e incluso interviene en los mecanismos que regulan el estado de ánimo y el sueño.

Todo esto es realmente fundamental para nuestro organismo, pero cuando se trata del embarazo, cobra especial relevancia si tenemos en cuenta principalmente que el magnesio regula las contracciones musculares , por lo que es capaz de controlar las contracciones uterinas . Un aporte adecuado de magnesio ayudará a que el útero se mantenga relajado y, por tanto, a prevenir el parto prematuro. Esta es la razón fundamental de la importancia del magnesio en el embarazo, pero hay otras: 

  • El magnesio ayuda a mantener la presión arterial bajo control y participa en el metabolismo de los carbohidratos. La hipertensión es muy peligrosa durante el embarazo, tanto para la salud de la madre como para el niño; por tanto, es fundamental mantener la presión dentro de los límites de la norma.
  • El nivel alto de azúcar en sangre también puede ser muy perjudicial durante el embarazo. Una ingesta adecuada de magnesio, en el contexto de una dieta saludable y un estilo de vida activo, ayuda a prevenir la hipertensión en el embarazo y la diabetes gravídica .
  • Además, el magnesio contribuye al bienestar general de la embarazada ya que ayuda a prevenir y / o combatir muchas de las pequeñas molestias propias del embarazo: debilidad, fatiga, irritabilidad, insomnio, o cambio en los estados de ánimo.
  • Por último, el feto necesita magnesio para un crecimiento óseo normal, almacenando de 5 a 7,5 miligramos de magnesio por día en los huesos y tejidos del cuerpo durante los últimos tres meses de embarazo. Además, el magnesio también es necesario para el crecimiento del útero a lo largo de todo el embarazo.

La dosis recomendada de magnesio en el embarazo y en la lactancia

Según los valores que recomiendan los expertos, la necesidad de magnesio en el embarazo (dependiendo de la edad de la mujer) está entre 310 y 350 miligramos de magnesio por día. Los científicos y los médicos recomiendan comenzar con los suplementos de magnesio lo antes posible y hasta el nacimiento, continuando incluso durante la lactancia durante la cual se mantiene un alto requerimiento de magnesio.

De hecho, la necesidad de magnesio aumenta durante la lactancia hasta 390 miligramos de magnesio por día . Como el recién nacido recibe todas las sustancias necesarias a través de la leche materna, se consumen las reservas de magnesio de la madre. Debido al aumento de la necesidad, tiene sentido seguir tomando magnesio. La fórmula infantil producida industrialmente también contiene todos los nutrientes que el bebé necesita, por lo que en este caso puede que la mujer no requiera aumentar la dosis de magnesio tras haber dado a luz.

Al margen de los suplementos, que siempre deben esta recetados por el médico, la ingesta de magnesio durante el embarazo puede hacerse también a través de la alimentación.

Cómo tomar magnesio durante el embarazo

Para asegurarle al cuerpo la cantidad adecuada de magnesio durante el embarazo, primero se debe comer bien. El magnesio se encuentra principalmente en alimentos de origen vegetal, especialmente en cereales integrales (una gran parte del magnesio presente en los cereales se pierde, de hecho, con el refinado); frutas, especialmente plátanos; cacao; semillas oleaginosas, especialmente nueces de Brasil; semillas de calabaza; semillas de sésamo; hortalizas de hoja verde, por ejemplo, espinacas y acelgas; así como en todas las legumbres, especialmente frijoles; y como no, los frutos secos, especialmente dátiles .

Una dieta variada rica en alimentos de origen vegetal garantiza, en condiciones normales, una ingesta suficiente de magnesio . El embarazo, sin embargo, es una situación particular en la que las deficiencias de magnesio son bastante frecuentes, en parte debido al aumento de la necesidad y en parte porque pueden estar presentes otros factores de riesgo, por ejemplo, los típicos vómitos del primer trimestre.

Estas son las razones por las que, durante el embarazo, es posible que el médico recomiende a la mujer tomar suplementos específicos a base de magnesio aunque la suplementación no debe considerarse un sustituto de una dieta sana y variada si bien la nutrición en el embarazo debe cuidarse mucho, incluso cuando se toman suplementos para suplir las deficiencias.

Lo último en Bebés

Últimas noticias