Embarazo

Hemorroides en el embarazo: riesgos, consecuencias y remedios

Un problema muy común durante el embarazo y que genera numerosas molestias; Descubramos cómo prevenir y reducir el riesgo de hemorroides.

Hemorroides: causas, síntomas y tratamiento

Consejos para quitar las hemorroides

Cómo aliviar los síntomas de las hemorroides de forma natural

6 consejos para prevenir las hemorroides durante el embarazo

Hemorroides embarazo
Hemorroides embarazo

Entre los trastornos más comunes que caracterizan un embarazo también se encuentra el de las hemorroides , condición que afecta entre el 25 y el 35% de las mujeres . Evidentemente es una condición muy particular que provoca molestias e incluso dolor que hay que tratar con cuidado. Conozcamos más sobre las consecuencias, riesgos y también tratamiento, de las hemorroides en el embarazo.

Hemorroides en el embarazo

Lo de las hemorroides en el embarazo es una realidad muy extendida y en muchos aspectos ligada a los inevitables cambios que sufre el cuerpo femenino durante las semanas de gestación, especialmente a partir del segundo trimestre cuando la presión que ejerce el útero empieza a ser cada vez más importante. .

Las hemorroides suelen resolverse espontáneamente tras el parto y no representan un problema de salud ni para el feto ni para la mujer, pero su invasividad es tal que requieren un tratamiento que alivie al máximo las molestias. Descubramos cómo manejar, prevenir y reducir el problema de las hemorroides en el embarazo.

¿Qué son las hemorroides?

Propiamente, las hemorroides son inflamaciones de los vasos sanguíneos que ocurren dentro, o en las áreas circundantes, del área del ano y el recto .

El trastorno de las hemorroides ocurre cuando las venas se vuelven varicosas y se hinchan o se hinchan y causan ardor, picazón, molestias, evacuaciones dolorosas y, en algunos casos, incluso sangrado.

Las hemorroides pueden localizarse internamente , dentro del recto, y en este caso rara vez causan molestias o externamente, debajo de la mucosa que rodea el ano y son las más extendidas y molestas.

Hemorroides en el embarazo: las causas

Hay varios eventos estresantes que, al afectar el cuerpo femenino, pueden causar hemorroides durante el embarazo. Uno de los principales está relacionado con el aumento de volumen del útero que comprime los vasos del suelo pélvico y ejerce presión sobre el intestino, favoreciendo la aparición del estreñimiento.

Por ello, las hemorroides son más frecuentes a partir del segundo trimestre, aunque no se descarta que, también por los cambios hormonales propios del embarazo, puedan presentarse incluso antes. Esto se debe a que el aumento de estrógenos y progesterona provoca una relajación conectiva tal que crea condiciones favorables para el desarrollo de las hemorroides.

Entre las causas de la enfermedad hemorroidal también se encuentran el aumento del volumen sanguíneo y la reducción de los movimientos y la actividad física y estar más a menudo en posición sentada vinculado al aumento progresivo del vientre que compromete la movilidad de las gestantes .

Síntomas de las hemorroides en el embarazo

Como ya se mencionó, los principales síntomas de las hemorroides están relacionados con la picazón , el dolor y la hinchazón en el área alrededor del ano. El dolor puede ser mayor al defecar y en estos casos provocar la producción de mucosidad.

También pueden manifestarse como sangrado indoloro (con restos de sangre de color rojo brillante en el papel higiénico) o con la presencia de un bulto irritado y doloroso, en el que se puede haber formado un coágulo de sangre.

Hemorroides en el embarazo: los remedios

No existe cura para quienes padecen hemorroides en el embarazo y el tratamiento es sintomático , es decir, encaminado a reducir las molestias provocadas por los síntomas. Uno de los remedios más sencillos y eficaces es preparar un baño caliente en el que sumergir la zona afectada por las hemorroides .

También existen pastillas y cremas, así como laxantes en forma de fibras , que te permiten mejorar el tratamiento de las hemorroides. También se pueden encontrar medicamentos tópicos que tienen efectos antiinflamatorios y analgésicos y ofrecen alivio a corto plazo , pero su seguridad en el embarazo sigue sin confirmarse. En todos los casos, antes de tomar medicamentos o productos particulares es preferible contactar al ginecólogo para evaluar los beneficios y riesgos.

En los casos más graves, aquellos en los que la terapia conservadora ha resultado ineficaz, para evaluar si realizarlos durante el embarazo, se pueden valorar terapias más agresivas como la cirugía, la crioterapia y la escleroterapia.

Cómo prevenir las hemorroides en el embarazo

Además de seguir el tratamiento más adecuado, la prevención es de especial importancia. Una vez más, hay varios consejos útiles a seguir.

En primer lugar, es importante prestar atención a la higiene íntima, especialmente la higiene anal, que debe tratarse con lavados a base de agua tibia y detergentes específicos capaces de acelerar la curación de las hemorroides. También es importante, durante la limpieza y el secado, no frotar con fuerza sino actuar con extrema delicadeza.

Además, es decisiva la atención a una dieta adecuada a base de frutas , verduras , alimentos ricos en fibra , pan integral y mucha agua , capaz de ayudar a mantener las heces blandas y menos molestas durante la fase de evacuación. Incluso los ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico pueden mejorar la circulación en la zona del recto y reducir el riesgo de hemorroides durante el embarazo.

En general, la actividad física y el movimiento, especialmente caminar, que siempre es posible durante el embarazo, mejoran la motilidad intestinal, reducen la inflamación y restauran la elasticidad de las paredes venosas.

En este sentido, sin embargo, es bueno evitar hacer fuerza al defecar, ya que podría empeorar la situación. Es bueno, eso sí , no pasar mucho tiempo de pie o sentado demasiado tiempo, intentando alternar posiciones y poder tumbarnos para relajarnos y mejorar la circulación sanguínea.

Hemorroides en el embarazo, riesgos y consecuencias

El tratamiento de las hemorroides no solo está dirigido a reducir los síntomas, sino también a prevenir fenómenos más graves como la inflamación, la trombosis y el prolapso.

Es fundamental no subestimar las hemorroides, especialmente durante el embarazo, ya que el sangrado rectal podría estar relacionado con otros fenómenos que deben ser manejados con prontitud para evitar complicaciones.

Lo último en Bebés

Últimas noticias