Coronavirus

¿Cuál es el verdadero efecto del coronavirus en los niños? Análisis de todos los estudios realizados

Muchos son los estudios realizados en el mundo sobre cómo afecta el coronavirus en los niños y parece que las conclusiones son dispares

coronavirus niños
Repasamos los estudios sobre el coronavirus en niños

Hasta la fecha, los niños han representado menos del 2% de las infecciones confirmadas por coronavirus en China, España, Corea, Italia y los Estados Unidos. Pero aún no está claro del todo si es menos probable que contraigan el virus en primer lugar, o si muchos de sus casos simplemente se pasan por alto porque a menudo son leves o asintomáticos.  Veamos todos y cada uno de los estudios realizados en los últimos meses con niños y cuáles son las pistas que nos dan sobre el modo en el que el coronavirus les afecta.

¿Cuál es el verdadero efecto del coronavirus en los niños? 

coronavirus niños

De todos los estudios realizados desde que estallara la pandemia del coronavirus, el más grande ha sido el realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Este, encontró que el 18% de los niños estudiados dieron positivo pero no informaron síntomas. Sin embargo, el informe solo incluía niños con casos confirmados, por lo que es probable que el desglose fuera sesgado.

Determinar los efectos del virus en los niños, y el papel de los niños como portadores, es sumamente importante, no solo por el simple hecho de saber si realmente se pueden reabrir o no las escuelas, sino también porque podría proporcionar pistas sobre los mecanismos biológicos que hacen que una persona sea vulnerable al virus.

Son muchos los estudios realizados al respecto, con la esperanza de averiguar cómo afecta el coronavirus a los más pequeños, de modo que hagamos un repaso a estos para ver qué conclusiones se están sacando.

Los niños no suelen transmitir el virus

Un informe del gobierno holandés concluyó que «los niños juegan un pequeño papel en la propagación del nuevo coronavirus«. La conclusión se basó en datos gubernamentales recopilados de 54 hogares holandeses.

Investigadores en Brisbane, Australia, también determinaron que los niños no han sido la fuente principal de infecciones por coronavirus en el hogar. Su estudio (que aún está pendiente de revisión) descubrió que los niños fueron los primeros en desarrollar síntomas en solo tres de los 31 hogares en China, Singapur, Estados Unidos, Vietnam y Corea del Sur.

Eso contrasta fuertemente con la gripe H1N1: los niños fueron los principales transmisores de ese virus en el 54% de los grupos de hogares.

Los niños transmiten fácilmente el virus

Sin embargo, el estudio de los CDC concluyó que los niños «probablemente juegan un papel en la transmisión y propagación de COVID-19″ en los Estados Unidos.

«Los niños casi seguro transmiten COVID-19», escribió Alasdair Munro, investigador clínico en enfermedades infecciosas pediátricas del Hospital Universitario de Southampton, el 30 de abril .

Además, científicos en Alemania determinaron recientemente que los niños con el virus pueden ser tan infecciosos como los adultos. Su investigación no encontró diferencias en las cargas virales (la cantidad de partículas virales liberadas en el medio ambiente) de pacientes adultos con coronavirus versus niños con el virus en Berlín. Aunque es probable que muchos niños sean asintomáticos, los investigadores determinaron que los niños aún pueden excretar partículas virales sin mostrar síntomas.

Los niños no tienen reacciones severas

De más de 2,500 casos pediátricos en el estudio de los CDC, solo tres pacientes fallecieron. Casi las tres cuartas partes de los niños en el estudio desarrollaron fiebre, tos o dificultad para respirar, en comparación con el 93% de los adultos.

El estudio concluyó que «la mayoría de los casos de COVID-19 en niños no son graves».

Una razón para esto podría ser que los niños tienen receptores ACE2 menos maduros , las enzimas que sirven como puertos de entrada para el coronavirus, lo que podría dificultar que el virus infecte las células de un niño.

El sistema inmunitario también se desregula a medida que la persona envejece. Entonces, el sistema inmune pediátrico puede simplemente ser mejor para combatir el coronavirus que el sistema inmune adulto.

Los niños experimentan reacciones muy severas

Más de 20 estados de EE. UU. han registrado casos de síndrome inflamatorio multisistémico , una respuesta inmune aparentemente rara relacionada con COVID-19, informó el Washington Post . La mayoría de esos casos se identificaron entre niños.

Aparte de ese síndrome, los datos de los CDC sugieren que los bebés adquieren infecciones más graves que los niños mayores.

Más del 60% de los bebés con coronavirus en el estudio de los CDC fueron hospitalizados, el porcentaje más alto entre los diversos grupos de edad pediátricos. Un estudio chino de pacientes pediátricos también encontró que más del 10% de los bebés tenían infecciones graves en comparación con el 7% de los niños de 1 a 5 años, el 4% de los niños de 6 a 10 años, el 4% de los adolescentes de entre 11 y 15 años, y 3 % de adolescentes mayores.

Algunos científicos sospechan que se debe a que los bebés tienen una mayor respuesta inflamatoria que los niños de otras edades, por lo que es más probable que experimenten daños en los tejidos a medida que sus cuerpos intentan combatir el virus. Otros sospechan que es porque los bebés tienen una respuesta inmune menos desarrollada que los niños mayores.

Los niños tienen menos probabilidades de contraer el virus que los adultos

Una revisión del University College London y la London School of Hygiene and Tropical Medicine descubrió que los niños tenían un 56% menos de probabilidades de contraer el virus después de la exposición a una persona infectada en comparación con los adultos. Pero los investigadores no pudieron explicar por qué .

Del mismo modo, un estudio del 80% de la población en el pueblo italiano de Vó descubrió que ningún niño de 10 años o menos contrajo el virus allí, a pesar de que al menos 13 niños vivían con familiares infectados.

Los investigadores concluyeron que «los niños pueden tener mecanismos inmunorreguladores específicos que contribuyen a una enfermedad más leve». También sugirieron que «las vacunas o infecciones con otros coronavirus que se transmiten comúnmente en los grupos de edad más jóvenes» pueden ayudar a proteger a los niños de alguna manera.

Los niños tienen la misma probabilidad de contraer el virus que los adultos

Un estudio reciente en The Lancet encontró que los niños en Shenzhen, China, tenían la misma probabilidad de infectarse con el coronavirus que los adultos: los niños menores de 10 años tenían una tasa de infección del 7,4% en comparación con el 6,6% de la población general.

Los científicos alemanes también encontraron que «la tasa de ataque en los niños parece corresponder a la de los adultos«. Sin embargo, señalaron que los datos actuales sobre las tasas de infección entre los niños podrían estar sesgados.

«Debido a que en su mayoría son asintomáticos, es posible que los niños no se presenten en los centros de prueba, incluso si pertenecen a hogares con un caso índice confirmado», escribieron los investigadores.

En una conferencia de prensa en abril , Maria van Kerkhove, líder técnica de la Organización Mundial de la Salud, dijo que «no hay razón para pensar que los niños son menos susceptibles a la infección si están expuestos«.

«Realmente no estamos viendo esto en la epidemiología«, agregó.

El cierre de escuelas no impide la transmisión 

Una investigación de Nueva Gales del Sur , Australia, analizó la transmisión del coronavirus en 10 escuelas secundarias y cinco escuelas primarias desde principios de marzo hasta finales de abril. El informe determinó que solo dos estudiantes se enfermaron de más de 860 que habían estado en contacto cercano con una persona infectada. La investigación tampoco encontró evidencia de que los estudiantes infecten a los maestros.

El informe concluyó que «los niños no son los principales impulsores de la transmisión del SARS-CoV-2 en las escuelas o en la comunidad«.

En una carta de opinión publicada el 13 de mayo en la revista JAMA Pediatrics, dos médicos pediatras italianos argumentaron que el cierre de escuelas puede hacer más daño que bien al «profundizar las desigualdades sociales, económicas y de salud». Entre sus razones para sugerir que las escuelas deberían reabrir, los médicos observaron «la muy baja incidencia de enfermedad sintomática entre los niños en edad escolar«.

El cierre de escuelas puede frenar significativamente la transmisión

Francia registró 70 nuevos casos de coronavirus entre los estudiantes el lunes, una semana después de la reapertura de las escuelas, aunque el ministro de educación de la nación dijo que la mayoría de estos estudiantes estaban infectados fuera de la escuela.

«El riesgo de contraer coronavirus es menor para los niños que están en su hogar y no están expuestos a otros niños en la escuela o la guardería«, escribió Juan Dumois, médico de enfermedades infecciosas en el Hospital Johns Hopkins Children´s Center.

Por otro lado, el ex asesor científico principal del Reino Unido, Sir David King, argumentó que permitir que los niños regresen a la escuela el 1 de junio es una «decisión peligrosa« que podría aumentar el riesgo de una segunda ola de infecciones en el país.

Los científicos alemanes también advirtieron contra «una reapertura ilimitada de escuelas y jardines de infancia en la situación actual«.

Encuestas recientes realizadas en Wuhan y Shanghai descubrieron que cuando las escuelas estaban abiertas, los niños tenían aproximadamente tres veces más contactos, ya sea breves conversaciones en persona o interacciones físicas como un apretón de manos, que los adultos. Los investigadores determinaron que el cierre de las escuelas redujo las infecciones pico en esas ciudades hasta en un 60%.

«Es probable que el cierre de escuelas disminuya el efecto de detener las reuniones únicas de 500 personas«, dijo a Forbes Paul Bieniasz, profesor de virología en la Universidad Rockefeller, en marzo. «¿Se imagina una forma más efectiva de propagar un virus respiratorio que enviar a uno o dos miembros de la familia (niños) para que se mezclen con cientos de personas, que regresen con sus familias por la noche y repitan ese proceso todos los días?«

Lo último en Bebés

Últimas noticias