Coronavirus

Cómo hacer una yincana en casa con los niños

A partir de varios juegos y actividades podemos organizar una divertida yincana en casa con la que distraer a los niños durante estos días en casa.

yincana en casa
Distintas ideas y pruebas para saber cómo hacer una yincana en casa con los niños

Este tiempo en el que tenemos que estar confinados en casa por el estado de alarma en España puede llegar a ser algo pesado para los niños. Por suerte podemos recurrir al ingenio y de este modo, y para que se olviden un poco de todas las noticias en torno al coronavirus, nada como organizar una yincana en casa como esta que te proponemos.

Cómo hacer una yincana en casa

yincana en casa

Las yincanas suelen desarrollarse siempre fuera de casa, pero nadie nos impide adaptarlas para que los niños se puedan divertir también en casa durante estos días.

Una yincana implica que los niños tengan que superar distintas pruebas que les permitan poder llegar al final y obtener una recompensa. Para hacerla en casa tan solo necesitaremos los siguientes materiales y seguir los pasos que os enumeramos.

Lo que se necesita

  • Un juego de mesa
  • Hojas para hacer cálculo mental
  • Un juego de bolos o una papelera y pelotas de papel
  • Un juego de construcción
  • Un puzzle
  • Un rollo de cinta adhesiva
  • Una bandeja
  • Algunos objetos
  • Un cronómetro

Como hacer la yincana

  1. Primero de todo debemos tener organizada nuestra yincana en varias pruebas que los niños puedan superar mientras les cronometramos. Podemos hacer que cada niño participe de forma individual o si por ejemplo tenemos varios hijos, formar un par de equipos.
  2. A partir de las pruebas los niños pueden ir avanzando hasta llegar al punto final de la yincana. Una habitación adaptada para que los niños encuentren ahí su «tesoro» o premio final.
  3. Antes de llegar a ese cuarto, tenemos que preparar otras estancias de la casa con distintas pruebas. De este modo, los niños pueden comenzar la yincana echando una partida a un juego de mesa, como el parchís. El niño o equipo que gane podrá pasar el primero a la siguiente prueba.
  4. La siguiente prueba consistirá en tirar unos bolos colocados en otra estancia de la casa. En el caso de no tener bolos, podemos coger una papelera, colocarla a una distancia prudencial desde la puerta, y hacer que los niños encesten al menos tres pelotas de papel. Quién gane puede pasar a la siguiente prueba el primero.
  5. Ahora llega la prueba de la yincana que más puede costar a los niños. Poner varias operaciones matemáticas que los niños en su nivel académico sepan hacer. El primero que las resuelva correctamente pueden pasar a la siguiente prueba.
  6. Nuestra yincana prosigue con esta otra prueba que podemos hacer en otro dormitorio o estancia de la casa. Consiste en formar una torre alta con piezas de construcción, gana aquel que haga la torre más alta en el menor tiempo que establezcamos.
  7. Ya estamos casi a punto de llegar al final, volvemos al salón para hacer un puzzle o que cada niño haga uno por su cuenta. Gana el que lo resuelva en el menor tiempo posible.
  8. Una vez hemos hecho todas estas pruebas llega la última de todas. La que llevará a los niños a ganar un premio. Tienen que hacerla por orden y para ello nos fijamos en el niño o equipo que sume menos tiempo en cada una de las pruebas antes señaladas.
  9. Para esta fase final, hemos de coger un poco de cinta adhesiva, y trazamos un camino en el suelo de una habitación. Podemos hacer un camino ligeramente en zigzag, naturalmente teniendo en cuenta la edad del niño, y colocar además algunos obstáculos: una almohada para saltar, una silla que deben apartar…
  10. Dale a cada niño una bandeja (debe ser bastante pequeña, adecuada para la edad del niño) en la que colocará algunos objetos (¡no frágiles!): Una manzana, un coche de juguete, un peluche.
  11. Determina cuál es el inicio de la ruta y, por supuesto, cuál es la llegada.
    Al principio, los niños se turnan para hacer el viaje con la bandeja, ¡en el menor tiempo posible pero sin dejar caer los objetos!.
  12. Si los objetos caen, el niño debe regresar al inicio para repetir el camino.
    El niño que llegue el primero sin tirar nada, podrá descubrir al final del camino el premio que tengamos guardado en una caja. Para los demás y para que no se enfaden, podemos reservar también algunos «premios de consolación».

Lo último en Bebés

Últimas noticias