Parto

Cómo grabar un parto natural

El momento del parto natural es uno de los más esperados que existen

Pasos para grabar un parto natural
Grabar un parto natural

El momento del parto natural es uno de los más esperados que existen. En ese instante en el que por fin podremos ver la cara de nuestro bebé es realmente mágico. Querer estar pendiente de todo lo que sucede y poder recordar ese momento, son alguno de los motivos que nos llevarán a grabar el parto. Una grabación que debemos tener en cuenta lo que implica. Tener a una persona, generalmente el padre, que se encargue de grabar todo el proceso. Además, de pensar bien cuándo ver el vídeo, si realmente lo haremos en algún momento o no.

Pros y contras de grabar un parto natural

  • La llegada al mundo es uno de los instantes más bonitos de una persona. Tener constancia de este momento a través de un vídeo puede ser el deseo de muchos padres. Pero antes de pensar el lo que está a punto de suceder es importante tener muy claro a lo que nos enfrentamos.
  • Mira otros partos. Para poder acostumbrar al encargado o encargada de grabar el parto a una escena digna de una película de miedo, miraremos otros partos. Podremos comprobar qué pasa durante esos instantes eternos.
  • No molestar a los médicos es básico. La persona que graba no debe interponerse en el paso de los médicos o las enfermeras. Al contrario, deberá dejar paso, aunque eso signifique no tener el mejor ángulo. La salud es lo más importante.Cómo grabar un parto natural
  • Puede que las cosas no salgan como esperábamos. La ilusión de empezar a grabar el parto y comprobar que las cosas no van rodadas, puede ser terrible. La ansiedad y los miedos quedarán para siempre inmortalizados. Antes de sostener la cámara debemos estar preparados para cualquier final posible.
  • La madre no verá nada, solo sentirá. Las sensaciones se intensifican a medida que llega el parto. Pensar que seremos capaces de traer vida a este mundo, puede resultar surrealista. Por mucho que veamos nuestro propio parto, puede que nos sintamos extrañas o que no fuésemos parte de la escena.
  • El bebé crecerá para ver su parto o no. Esa idea la tienen muchos padres dejarle el vídeo a su pequeño para que pueda verlo de mayor. La pregunta que debemos hacernos antes de ponerse manos a la obra es si realmente querrá verlo. No es un momento agradable y seguramente al igual que nosotras, no se reconocerá a si mismo.

Después de estos consejos y reflexiones sobre el increíble momento de la llegada al mundo de nuestro bebé, estaremos preparados para grabar o no este momento. Esta decisión personal debe estar meditará y ser lo más agradable posible.

Lo último en Bebés

Últimas noticias