Parto

Cómo afrontar un parto inducido

El parto inducido son dos palabras que pueden llegar a ser mágicas o terribles, depende de cómo se mire.

Pasos para afrontar un parto inducido
Cómo afrontar una inducción al parto

El parto inducido son dos palabras que pueden llegar a ser mágicas o terribles, depende de cómo se mire. Por un lado, es el momento que estábamos esperando, pero por el otro, se tratará de un proceso provocado que no sabemos cómo funciona. Nos hemos estado preparando para un parto natural, pero el simple hecho de que sea inducido nos puede asustar. Tendremos que estar preparadas para hacer frente a un proceso que puede llegar a ser desconcertante. Si quieres saber cómo afrontar un parto inducido, toma nota de estos consejos.

Todo lo que necesitas saber de un parto inducido

  • La inducción del parto se produce por razones médicas. En ningún caso deber ser una programación por otro motivo que no sea la salud del bebé o de la madre. Tener una fecha del parto, nos debe aportar una cierta tranquilidad. Nos relajaremos sabiendo que hay un momento en el que por fin veremos a nuestro bebé y puede que entonces el parto se produzca por si solo.
  • La tranquilidad es un factor muy importante. Ponerse nerviosa no sirve de nada, al contrario, puede acabar siendo lo que acabe por provocar una experiencia muy desagradable. Pase lo que pase no habrá marcha atrás, en el tiempo que dure el parto dará como resultado la llegada del bebé. Es mejor dejar que todo fluya poco a poco.
  • No dolerá más que otro parto. La idea de que al ser inducido duele más es un mito. En realidad, muchas mujeres que están de parto no se dan cuenta de la situación hasta pasados unos minutos u horas. El hecho de que sea inducido querrá decir que estaremos pendientes de cada uno de los movimientos. Teniendo una sensación de incomodidad mayor desde un primer momento.
  • Llegará a su debido tiempo. Pueden pasar horas o minutos desde que se inicia el parto hasta que llega el bebé. Como en cualquier otro parto, la paciencia y la determinación son importantes. La confianza en los médicos deberá ser total para conseguir el objetivo deseado.
  • Puede que no tengamos suficiente en un solo día. Si se necesita una dosis más alta de prostlaglandinas al día siguiente el parto puede alargarse más de lo esperado. En partos inducidos como en naturales el tiempo que durará será un misterio. Es igual de mágico ese momento.

Con estos pasos estaremos preparas para afrontar un parto inducido. Será un momento igual de increíble que uno natural. La ventaja es que estaremos desde un primer momento en manos de los médicos y podremos vivirlo de una forma distinta, pero igual de agradable.

Lo último en Bebés

Últimas noticias