Las claves para prevenir el bullying

prevenir bullying

Dentro de lo que es la educación y el bienestar de los hijos, hay una preocupación entre los padres que ha ido incrementándose en los últimos años. Nos estamos refiriendo al acoso escolar, que cada año afecta a multitud de pequeños. Por ese motivo, se hace necesario que los adultos tengan en su poder las claves para prevenir el bullying.

Unas claves que precisamente te vamos a dar a conocer a continuación, en pro de que puedas evitar que tus hijos sean víctimas o responsables de esa lamentable situación. Se trata de recomendaciones que ha ofrecido la cadena Sprinter a través de su iniciativa Escuela Sprinter. Esta se compone de talleres para padres impartidos por Tania García (Directora de Edurespeta) que, de forma gratuita, se están desarrollando por distintas ciudades de nuestro país.

En concreto, estos son los aspectos que hay que tener en cuenta para poder prevenir el bullying:

Empatía

Fundamental a la hora de evitar que los hijos se conviertan en acosadores o en víctimas de esos es la empatía. Y es que se establece que es imprescindible que juegue un papel esencial en la relación entre padres e hijos. Sí, porque desarrollándola los adultos aprenderán a ponerse en el papel de los menores, podrán entenderles mejor, harán que los pequeños sientan que se les comprende…

Todo eso sin olvidar que, además, lo que se logrará es que esos no duden en confiar en todo momento en sus progenitores. Y esto es esencial a la hora de que opten por contarles cualquier cosa que les pase dentro y fuera del aula.

"Trabajar" en la propia infancia

prevenir el bullying

De la misma manera, quienes asisten a los talleres desarrollados gracias a Sprinter también descubren que en pro de evitar el bullying es esencial que los padres se miren a sí mismos. Es decir, que se den cuenta de los límites y obstáculos que tienen en su vida, como consecuencia de la educación que recibieron, y que les puede dificultar el estrechar lazos con sus pequeños. Claro, porque puede ser que esos les hayan llevado a entender que la única manera de educar es mediante la imposición, el control y la absoluta autoridad.

Ante todo eso, los adultos deben optar por “viajar en el tiempo” y pensar cómo eran de niños, qué necesitaban y qué les hubiera gustado tener en su relación con sus padres.

Otra clave para prevenir el bullying: dar ejemplo

De la misma manera, se hace esencial que los padres den en todo momento ejemplo frente a sus hijos para evitar el acoso escolar. Es decir, deben mostrarse como personas tolerantes y respetuosas con los demás, independientemente de que sean diferentes o no.

Eso pasa también porque se presenten como personas tranquilas, con ganas de aprender y de integrar… De esta forma, los más pequeños también desarrollarán esos valores. No obstante, hay que tener en cuenta que para conseguir este objetivo, se hará imprescindible que los padres establezcan unas pautas y, sobre todo, que tengan paciencia.

Comunicación positiva

Por supuesto, no se debe pasar por alto que otra medida en pro de prevenir el acoso escolar es apostar en todo momento por tener una comunicación positiva entre padres e hijos. Eso pasa por establecer que en el hogar se hable, se dialogue y se intercambien impresiones mediante la tranquilidad, la fluidez, la confianza y la empatía.

En absoluto hay que optar por resolver las situaciones con insultos, gritos, castigos o chantajes…Si se apuesta por hacer uso de todo esto lo que se logrará es transmitir al menor que así se solucionan los problemas en la vida. Es más, se le convertirá en una persona sin capacidad de diálogo, intolerante, autoritaria y dispuesta a conseguir sus objetivos a base de violencia, verbal o física.

Gestión de las emociones adultas

La quinta clave que se da a conocer a los participantes de los talleres impartidos por Tania García es que es imprescindible que los adultos gestionen adecuadamente sus emociones. Sí, porque, en ocasiones, los padres ante conflictos con los menores se dejan llevar por sus frustraciones, sus problemas, la rabia que llevan dentro…Una situación que lo único que propicia es que se equivoquen al intentar solucionar las cosas optando comportándose o adoptando medidas que son absolutamente desproporcionadas e inadecuadas.

De ahí que el padre o la madre deban aprender a controlarse ante esos momentos con los menores. Deben ser capaces de gestionar sus emociones, de no dejarse arrastrar por sentimientos de rabia, pues así, con serenidad y pensando, es como llegarán a las soluciones más adecuadas y óptimas para todos.

¿Tomaste nota de todas estas indicaciones? Seguro que con las mismas podrás evitar que el bullying pueda convertirse en un problema en casa.

Últimas noticias