PRIMERA DIVISIÓN / JORNADA 10

El VAR acerca al Mallorca al precipicio

Iglesias Villanueva induce a Ortiz Arias a anular un gol legal de Amath que era el empate

La Real Sociedad fue mejor, pero esa jugada cambió el desarrollo del partido

Rajkovic mantuvo con vida a un Mallorca que cedió demasiado en defensa

El equipo volverá a jugar el próximo sábado ante el Valencia en Mestalla

El VAR acerca al Mallorca al precipicio
cronica-mallorca-liga-santander-interior
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Tres derrotas en los cuatro últimos partidos, en los que sólo ha podido sumar un punto, llevan al Mallorca hasta una zona muy peligrosa. El equipo ha pasado de ocupar una posición cómoda en la clasificación a quedarse a tiro de piedra del descenso, aunque es imposible que en esta jornada quede entre los tres últimos. Se pagó con sangre un error defensivo en un córner a los tres minutos, pero la jugada que definió el resultado fue un gol injustamente anulado a Amath a los 60 minutos, y que en aquel momento suponía el empate.

Aguirre introdujo muchos cambios con el objetivo de refrescar la alineación y darle una oportunidad a los menos habituales, pero al mexicano le duró el invento tan sólo tres minutos. Brais Méndez botó un córner desde la izquierda y en el punto de penalti apareció totalmente solo para soltar un cabezazo fulminante muy lejos del alcance de Rajkovic. Los defensas mallorquinistas se miraron entre sí pidiendo explicaciones, pero el error fue desde luego grosero. No se le pueden dar tantas facilidades al enemigo, sobre todo cuando el balón apenas había empezado a rodar.

Un gol tan tempranero como ese condicionó lógicamente toda la primera parte porque el Mallorca se vio obligado a arriesgar y la Real Sociedad, muy cómoda con el resultado, pudo jugar a lo que más le gusta, a diseñar un gigantesco rondo en el terreno de juego. No obstante, los bermellones se rebelaron contra el resultado y muy pronto pudieron restablecer las tablas. A los 12 minutos Dani Rodríguez filtró un pase fantástico sobre Ángel, que de primeras remató al travesaño. Hubiera sido un golazo, pero se interpuso la madera.

Fue la primera y la última vez que el Mallorca se acercó con peligro ante Remiro porque a partir de ahí la Real Sociedad administró cómodamente el partido y pudo haberlo sentenciado antes del descanso. Mikel Merino no remató a bocajarro por muy poco un centro de Silva, Rajkovic evitó un mano a mano ante Kubo que olía a gol y de nuevo el arquero serbio fue decisivo ante Brais Méndez, que había ido a la caza de un rechace del propio portero tras un disparo lejano que no pudo retener a causa de la lluvia.

Pese a que tuvo oportunidades suficientes, la Real Sociedad no supo cerrar el partido y el Mallorca logró llegar vivo al descanso. Era la mejor noticia que se le podía dar al equipo de Aguirre, que estaba obligado a dar un paso al frente si quería salir del Reale Arena con un buen resultado. Le quedaba toda la segunda parte para intentarlo.

No entró bien el Mallorca en el partido tras el descanso. La Real Sociedad le abrumó y en los diez primeros minutos pudo haber resuelto el resultado, pero en ocasiones Rajkovic y en otras el poste evitaron que llegara el segundo gol y ya se sabe que el que perdona en el fútbol acaba pagándolo. A los 60 minutos, precisamente en la siguiente jugada en la que el palo escupió el disparo de Guevara, Amath se anticipó a Elustondo en la banda izquierda y se marchó directo al área, donde batió a Remiro con un remate al primer palo. Un gol impecable que Ortiz Arias no dudó en conceder, pero en el camino al centro del campo recibió una llamada del VAR. Iglesias Villanueva había apreciado una falta previa del ghanés que sólo existió en su imaginación y que el árbitro principal, en un claro acto de corporativismo, acabó confirmando y anulando lo que era el empate.

Aguirre se tiró a tumba abierta mandando al campo todo el arsenal que tenía en el banquillo y el Mallorca asumió el mando del partido en la recta final, pero no fue suficiente pese a que Amath volvió a estar cerca del empate en un disparo que Pacheco sacó con la cabeza en el área pequeña. Más allá del resultado la mejor noticia del partido es el gran partido del ghanés, que ha vuelto a ser el delantero que hace dos temporadas fue clave en el ascenso. Un disparo potentísimo de Galarreta rechazado por Remiro cerró la lista de oportunidades bermellonas en una noche en la que dio la impresión de que el equipo despertó demasiado tarde. 

Real Sociedad: Remiro (2), Elustondo (1), Gorosábel (1), Pacheco (1), Rico (1), Mikel Merino (2), Guevara (1), Brais Méndez (2), Silva (1), Kubo (1) y Sorloth (1). Carlos Fernández (1) por Guevara (65′), Zubimendi (1) por Silva (65′), Navarro (1) por Kubo (75′), Le Normand (1) por Gorosabel (75′), Illarramendi (1) por Brais Méndez (81′).

Mallorca: Rajkovic (2), Gio (1), Russo (1), Raíllo (1), Nastasic (1), Maffeo (1), Battaglia (1), Galarreta (2), Dani Rodríguez (1), Ángel (1) y Amath (2). Kang In Lee (1) por Dani Rodríguez (69′), Antonio Sánchez (1) por Battaglia (77′), Grenier (1) por Russo (77′), Abdón (1) por Ángel (77′)

Árbitro: Ortiz Arias (0). TA Guevara, Maffeo, Grenier

Gol: 1-0. Min.3: Mikel Merino

 

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias